Biden firmó 17 órdenes ejecutivas en su primer día limpiando los plegostes de Trump

Busca revertir un sinnúmero de políticas impulsadas por la administración de Donald Trump por los pasados cuatro años en la Casa Blanca.

A solo horas de juramentar como presidente de Estados Unidos, Joe Biden firmó hoy 17 órdenes ejecutivas para atender la emergencia del COVID-19inmigracióncambio climático y la equidad racial.

Con estos primeros decretos, Biden busca revertir un sinnúmero de políticas impulsadas por la administración de Donald Trump por los pasados cuatro años en la Casa Blanca.

Biden portaba una mascarilla mientras se encontraba sentado detrás del escritorio “Resolute” con una pila de decretos el miércoles por la tarde. Declaró que “no hay mejor momento para empezar que el hoy”.

El primer decreto que Biden firmó estaba relacionado con la pandemia de coronavirus en el que ordena el uso de mascarilla y distanciamiento social en instalaciones del gobierno federal. También firmó una orden para reincorporar a Estados Unidos en el acuerdo de París sobre el cambio climático.

Las otras medidas, según adelantaron sus asesores, revocarían la construcción del muro fronterizo de Trump, eliminará la prohibición de viajar desde algunos países de mayoría musulmana, regresará al Acuerdo del Clima de París y a la Organización Mundial de la Salud, y revocará la aprobación del oleoducto Keystone XL.

Asimismo, más temprano indicaron que las órdenes de Biden irán más allá de la lucha contra el coronavirus. Biden tiene intención de ordenar una revisión de todas las regulaciones y decretos de Trump considerados perjudiciales para el medio ambiente o la salud pública. Pedirá a las agencias federales que prioricen la equidad racial y revisen las políticas que refuerzan el racismo sistemático, revocará la orden de Trump que buscaba excluir a las personas sin permiso de ciudadanía del censo y exigirá a los empleados federales que asuman un compromiso ético de defender la independencia del Departamento de Justicia.

Además, extenderá la moratoria a desahucios y desalojos hasta el 31 de marzo, extender la moratoria al cobro de préstamos estudiantiles hasta el 30 de septiembre y ordena al Congreso a que otorgue un estatus permanente y una ruta a la obtención de la ciudadanía a más de un millón de jóvenes que ingresaron a Estados Unidos sin inspección y sin documentación cuando eran niños —también conocidos como 'Dreamers' o 'soñadores'—.

Aunque su predecesor Donald Trump rompió con una añeja práctica al faltar a la toma de posesión, sí cumplió con una tradición y dejó una carta para Biden.

El nuevo presidente demócrata comentó que Trump “escribió una carta muy generosa”. Pero Biden señaló que no revelaría su contenido hasta que tuviera la oportunidad de hablar con Trump.