Beverly Ramos, lista para revalidar en el Medio Maratón San Blas

Si el 2017 fue un año de puro crecimiento e impacto para el deporte femenino, todo parece indicar que el 2018 va por la misma línea. Lo que viene por ahí es un manjar de eventos mundialistas y, por supuesto, la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, Colombia, para abrir por todo lo alto el nuevo ciclo olímpico. Bien lo sabe Beverly Ramos, quien a sus 30 años está más que consciente de lo que representa ese hecho para el país.

La boricua ya está lista para su primera competencia en calendario y este domingo dirá presente en Coamo con la misión de ganar, una vez más, en la rama femenina del medio maratón San Blas. Ramos fue la ganadora de la edición del 2016 y estableció marca (1:16.09) para los 21 kilómetros del tradicional evento.

maratondenypuerd0d6b73b1bfc37e426eeccc1f8c8740c1200x0-d4276698ea1c6de4e420fc987fdde8b5.jpg

“Quiero ganar. Será mi primera competencia antes de participar en el mundial de Medio Maratón de Valencia, España, que se celebrará el 24 de marzo. Quiero comenzar bien y luego en el mundial estar entre las primeras 15 posiciones y tratar de bajar del minuto con doce segundos, que ha sido mi marca personal por los pasados dos años”, le dijo a El Calce la medallista de oro en Mayagüez 2010.

Asimismo, Ramos destacó que este año se ha propuesto una meta importante. La nuestra quiere superar lo que hasta el momento ha cosechado como corredora.

“Me encantaría sobrepasar mis barreras. El año pasado tuve una buena ejecutoria en los 10,000 metros en pista, bajé de 33 minutos por primera vez. Me gustaría estar lo más cerca de los 32 minutos con 15 segundos, ya que casi siempre ese tiempo es la marca mínima para los Juegos Olímpicos. Así que desde este año me he puesto como meta tratar de estar lo más cerca posible a ese tiempo y ver las Olimpiadas de Tokio como una opción real. O sea, de poder participar en los 10,000 metros, tanto en un mundial como en las olimpiadas. Ese es el enfoque para este año”, aseguró la también medallista de bronce en los 3,000 metros de los Centroamericanos de Veracruz 2014.

capturadepantalla20180131alas63812pm-0297bb08422671824a239c5f4d844944.jpg

Según informó Beverly, luego del mundial espera realizar algunas carreras en pista, con el propósito de participar en algún evento largo sobre el óvalo de Barranquilla. Asimismo, la hija de Borinquen espera que en algún momento se le dé la oportunidad de completar los 42 kilómetros, como parte de su evolución como corredora.

Entretanto, la nuestra tiene los ojos puestos en hacer lo mejor posible en Colombia durante este verano. Ya son dos las veces que se ha subido al podio centroamericano (Maagüez 2010 y Veracruz 2014) y –según dijo– esta edición no puede ser la excepción.

“Me gustaría treparme en el podio por tercera vez. Mis objetivos parecen un poquito ambiciosos, pero creo que eso es lo que me ha mantenido en un buen camino y mejorando. Lo veo como un ejercicio que ayuda a alcanzar ese próximo nivel donde están los mejores y las mejores del mundo”, añadió, no sin antes destacar la importancia del evento mundialista donde representará a Puerto Rico en marzo.

23808b7d5a997c0d42d785c57b8d9a66puertorico-7cde51e27be287a55833897758374521.jpg

Y es que de acuerdo con Ramos, la ruta del medio maratón de Valencia es muy buena y favorable para un tren de carrera rápido, así como para su mejoramiento. De hecho, el año pasado se rompió el récord mundial para mujeres en dicho evento. Por tanto, Beverly entiende que son muchas las razones para llegar lo más preparada posible, pues define el escenario como una motivación para seguir creciendo como atleta y como ser humano.

“La agenda está bien cargada, pero estoy 100% enfocada en Barranquilla. El domingo comienzo el reto en el San Blas y espero seguir sumando alegrías para el pueblo en lo que viene por ahí”, puntualizó.