Berríos: “soy un jugador más maduro”

Para José Orlando Berríos la noche del miércoles fue “grandiosa” y “especial”. Según dijo, la motivación para su gran labor monticular fue la pasión y la energía que se hizo sentir en el Estadio Hiram Bithron.

“La gente me llenó y mis emociones estaban un poco alteradas. Pero yo tenía que hacer mi trabajo frente a mi gente, mis amistades, mi familia y todo el pueblo de Puerto Rico que dijo presente. Creo que lo logré hacer. Puse el &#39cruise control’, como uno dice”, señaló el puertorriqueño tras la victoria 2-1 de sus Mellizos de Minnesota, quienes en la parte baja de la decimosexta entrada le pusieron punto final a la serie que protagonizaron con los Indios de Cleveland en suelo borincano.

img2576-c2389b397046a95c5de9ff62cbe08d8f.jpg
Foto: Rafael Luna

Berríos lanzó siete entradas en cero, ponchó a cinco y solo concedió tres indiscutibles. Si le sumamos eso a los resultados de su última apertura —ante los Medias Blancas de Chicago—, el boricua acumula 14 entradas consecutivas sin permitir carreras.

“Yo día a día me preparo al cien por ciento, física y mentalmente. Y cuando salgo al terreno salgo pensando que voy a divertirme. Se trata de confiar en uno mismo”, confesó.

7e39f4382e3f432398c855c9fcdc7549-0110c95d352db1b16852ab6d97086f50.jpg
José Berríos en acción. (Foto: Rafael Luna)

Para el bayamonés lo primordial era vivir el momento y ofrecerle un buen espectáculo a su gente. Esa, según le aseguró a El Calce, era su misión en la loma.

“Yo sabía que las emociones iban ser muchas. Lo que siento y lo que sentí es algo que no puedo explicar. Es demasiado emocionante y siempre recordaré este momento”, comentó, no sin antes manifestar que su dominio en lo que va de 2018 se debe a un ajuste de mentalidad.

373380ea0d834fc0b403b92aaa82d695-027df1c275b8f6330b24cdf6b9ac58ec.jpg
Foto: Rafael Luna

“Ahora confío más en mis habilidades. Creo en mí y en mi talento. Ahora mismo soy un jugador más maduro y la clave ha sido esa, creer en mí”, afirmó.

De cuatro salidas esta temporada Berríos no ha permitido anotaciones de los contrarios en tres.