Bernie propone rescatar la isla igual que se hizo con Wall Street

El precandidato demócrata Bernie Sanders se metió hoy en el bolsillo a miles de puertorriqueños al oponerse al "colonialismo" de EE.UU., reclamar la libertad de Oscar López, rechazar la junta de control fiscal, abogar por despenalización de la marihuana y proponer abiertamente un rescate de la isla.

"Hace ocho años, el Congreso y la Reserva Federal actuaron con un fiero sentido de la urgencia para rescatar a las firmas financieras de Wall Street que fueron consideradas &#39demasiado grandes para caer&#39", recordó hoy Sanders en uno de los tres actos públicos programados en San Juan, en los que estuvo acompañado de su esposa.

sanders-6ac65712f754c72077441ad06260fddf.jpg

En aquel rescate, "el Tesoro de EE.UU. ofreció 700.000 millones de dólares para cada una de las mayores instituciones financieras" y la Reserva Federal les facilitó 16 billones de dólares "prácticamente sin intereses".

"Si la Reserva Federal pudo rescatar a Wall Street, también puede ayudar a 3,5 millones de estadounidenses de Puerto Rico a mejorar su economía y sacar a sus hijos de la pobreza", apuntó el demócrata, quien instó al banco central a hacer uso de sus poderes especiales para facilitar una reestructuración ordenada de la deuda.

En su primer viaje a Puerto Rico como postulante a candidato demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre, Sanders respondió con creces a la gran espectación que había generado su visita, especialmente entre los jóvenes, al abordar con contundencia algunos de los temas que más preocupan a nivel local.

berniesanders1024-2ec4e8effe3e3971c08790d71ba9f58a.jpg

Así, no dudó en atacar directamente a los "fondos carroñeros" de Wall Street y su "moralmente repugnante" intento de sacar el máximo provecho de la crisis que vive Puerto Rico, donde en 10 años se han destruido el 20 % de los empleos, el 60 % de los adultos no trabajan y el 56 % de los niños viven en la pobreza.

Igualmente, insistió en el derecho universal a una educación pública de calidad y calificó de "insostenible" la deuda de 70.000 millones de dólares que acumula este Estado Libre Asociado a EE.UU. y de "inaceptable" que haya fondos buitre que obtengan rentabilidades del 34 % por los bonos de la isla y ahora pretenden "secuestrar" su futuro.

Por ello, abogó por una reestructuración "drástica" de la deuda, que suponga un importante recorte en la cantidad pendiente de pagar e incluso por realizar una auditoría independiente de la deuda para determinar si parte de ella viola la Constitución y, si así fuera, eliminarla.

elmorrocastlesanjuanpuertorico-3a42684e38a0687124ec76c876613582.jpg

Además, consideró que de manera inmediata se debe incluir a Puerto Rico en la Ley federal de Quiebras para que sus municipios y empresas públicas puedan declararse en bancarrota bajo la supervisión de un tribunal especializado, al igual que las del resto de EE.UU.

Otra opinión muy bien recibida fue su rechazo a la propuesta de los republicanos de imponer el control de una junta federal que supervise cómo gasta su dinero el Gobierno de la isla, ya que ello llevará, dijo, a más recortes en educación, salud y pensiones, así como subidas de impuestos.

El mismo éxito tuvo con su reclamo de que los puertorriqueños reciban las mismas ayudas en planes de salud pública que el resto de estadounidenses e incluso su defensa de la despenalización de la marihuana.

puertoricodebtapimg-bf20995d68eb950d92727b0932313a85.jpg

Más gustó aún en muchos sectores su alusión al trato "colonial" que reciben los puertorriqueños por parte de EE.UU., especialmente "cuando están viviendo la peor crisis fiscal y económico de su historia moderna".

Por ello, dijo que si gana las elecciones, en su primer año de mandato favorecerá un referéndum vinculante que permita a los puertorriqueños decir claramente si quieren ser independientes, anexionarse a EE.UU. como el Estado número 51 o reformar el actual estatus de Estado Libre Asociado.

Otra opinión que muchos puertorriqueños querían oír: La ocupación naval de la isla de Vieques -que sirvió de campo de tiro para EE.UU. durante décadas- fue "una injusticia" y contaminó el área a unos niveles "inaceptables", que "no se habrían permitido" en el EE.UU. continental.

apberniesandersapphoto5-ed77f83f1b91a95ed79e7c5217b62259.jpg

En la Escuela Juan Ponce de León Montessori, en la localidad de Guaynabo, pidió a los asistentes que "nunca olviden por un segundo que EE.UU. es el país más rico en la historia del mundo, pero casi todos los ingresos van al 1 % de quienes están más arriba".

La guinda del bizcocho la puso su firme reclamo de la liberación del independentista y "prisionero político" Oscar López Rivera, que lleva 34 años en prisiones de EE.UU. sin haber cometido delitos de sangre.

"Sé que muchos estáis preocupados por Oscar López Rivera. Yo también", dijo Sanders sobre "el prisionero político que más tiempo ha estado encarcelado, (…), más incluso que Nelson Mandela" y al que se comprometió a liberar si llega a ser presidente y si Obama no lo hace antes.