Bea regaló árboles de Navidad a hogares de víctimas de maltrato

La primera dama, Beatriz Rosselló, obsequió dos árboles de Navidad a la Casa Protegida Julia de Burgos y a la Casa Manuel Fernández Juncos como símbolo que nos llama a redescubrir la belleza de lo simple y la solidaridad entre todos. 

fullsizerender1-67e580521ea89cbd1936e7121b36b930.jpg

“El árbol de Navidad que hoy obsequiamos mi esposo, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y yo, representan la paz y la unión entre amigos y seres queridos; reúnanse junto a él, en sus hogares, allí habrá mucho amor y ritos de bondad. La Navidad es una época del año emocionante para todos, más cuando eres pequeño, en gran medida, por la ilusión de las tradiciones como la del Día de los Reyes Magos”, expresó la primera dama. 

fullsizerender-a5410f88b37e2e12a4ef842d16f49d83.jpg

La primera dama enunció que las costumbres de armar el árbol realzan el significado de la Navidad, es un momento especial para transmitir mensajes de amor, esperanza y solidaridad. “La Navidad también es lo que cada uno con sus intenciones hace de ella, y si las intenciones nacen del corazón va directo a tocar otros corazones. Y lo más importante, más allá del tamaño del arbolito o de los adornos que tengas, es celebrar con seres queridos, con amor, fe y esperanza”, finalizó Rosselló.