Bea: "Las declaraciones de Raúl Maldonado, hijo son totalmente falsas"

Este Rauly se ha quedao' con el canto.

La primera dama, Beatriz Rosselló, declaró el martes que las expresiones de Raúl Maldonado, hijo, son ataques infundadados.

"Las declaraciones de Raúl Maldonado hijo, poniendo en entredicho la integridad y el nombre de mi esposo y el mío, son totalmente falsas. Desconozco las circunstancias que lo motivaron a expresarse de esa manera y lamento mucho la difícil situación por la que están atravesando sus padres, a quienes les tengo un gran aprecio.

La insinuación que hace sobre Unidos por Puerto Rico no tiene fundamento alguno. Me da mucha tristeza que una labor que se realizó todos los días, 24 horas, por el bien de miles de familias que se vieron afectadas tras Irma y María, se vea manchada injustamente con un ataque infundado. Fueron miles de personas a quienes llegamos en un momento poco esperanzador, con un alto sentido de compasión y de compromiso.

Hay un pueblo al que mi esposo y yo amamos con todo el corazón. A ese Pueblo les digo que aquí seguiremos trabajando sin descanso por ustedes, que son nuestra razón de ser. Ricardo Rosselló es un hombre serio, trabajador, íntegro y con el más alto sentido de compromiso hacia lo que lo mueve en este momento: la reconstrucción de nuestra Isla”, dijo Rosselló en declaraciones escritas.

Maldonado, hijo, despotricó contra el gobernador luego que su padre fuera destituido por las denuncias que hizo. En su publicación en las redes sociales, el hijo del exsecretario de Hacienda, alegó que se reunió con el gobernador en su oficina y con el presidente de BDO y que el mandatario pidió que se cambiara el informe de Unidos por Puerto Rico en relación al manejo de los furgones de ayuda para damnificados del huracán María, porque supuestamente afectarían a su esposa, la primera dama, Beatriz Rosselló.

Se trata de nueve vagones con ayuda humanitaria que fueron encontrados en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) que luego fueron encontrados en una finca privada en Toa Alta y en Utuado. A raíz de las denuncias, Maldonado, quien en ese entonces era secretario de la gobernación, ordenó a la empresa BDO una auditoría sobre el manejo de esos furgones.