¿Qué es un babirusa, el animal que sale en la pintura rupestre más antigua del mundo?

Esto te volará el cerebro...

¿Qué es un babirusa, el protagonista de la pintura rupestre más antigua del mundo? - INTERNET

Esta semana fue descubierta en Indonesia la pintura rupestre más antigua de la historia, hecha hace unos 45.500 años.

Islas Célebes, Indonesia. Un grupo de arqueólogos descubre la pintura rupestre más antigua de la historia. Es un babirusa…

¿Un qué..? Un babirusa es un cerdo oriundo de las islas, cuyo nombre científico es Babyrousa babyrussa. Su nombre proviene del malayo, y quiere decir “puerco ciervo”.

Hace 45.500 años, una persona decidió pintar este tipo de cerdo en una cueva en las Célebes del Sur. Es una cueva de piedra caliza en la localidad de Lean Tedongnge.

La pintura rupestre de mayor antigüedad era de 43.900 años, de acuerdo con los científicos.

Hace 45.500 años, una persona decidió pintar este tipo de cerdo en una cueva en las Célebes del Sur. Es una cueva de piedra caliza en la localidad de Lean Tedongnge.

La pintura rupestre de mayor antigüedad era de 43.900 años, de acuerdo con los científicos.

¿Cómo se realizó el descubrimiento de la pintura rupestre más antigua de la historia?

Arqueólogos de la Universidad Griffith realizaron el hallazgo, durante una investigación de campo con un centro de arqueología indonesia.

La descripción hecha es la siguiente:

“Es un cerdo con una cresta corta de pelos erguidos y un par de verrugas faciales similares a cuernos delante de los ojos”.

Se hizo con pigmento ocre rojo y, de acuerdo con los expertos, muestra al cerdo observando una interacción entre otros dos cerdos. Los otros dos animales no se ven completamente como el principal.

“Estos cerdos fueron los animales más comúnmente retratados en el arte rupestre de la edad del hielo de la isla”, señala Basran Burhan, arqueólogo indonesio. “Lo que sugiere que han sido valorados durante mucho tiempo como alimento y como un foco de pensamiento creativo y expresión artística”.

La cueva se encuentra en un valle rodeado por acantilados de piedra caliza. Para llegar a ella, los científicos pasaron a través de un estrecho pasaje en la estación seca.

Si lo hubiesen intentado en la estación lluviosa, no podían hacerlo, puesto que el suelo estaría completamente inundado.

¿Cómo apuntan que el arte tiene 45,500 años? Gracias al análisis de la serie de uranio de depósitos de carbonato de calcio. Estos se forman de manera natural en la superficie de la pared de la cueva.