¿'Babilla' frente al frío? Rosselló pidió cuentas al gobernador de Alaska

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, entregó hoy a la mano una carta al gobernador de Alaska, Bill Walker, para que se investiguen las supuestas condiciones de trabajo inapropiadas denunciadas por puertorriqueños en una procesadora de pescado que opera en este Estado.

La denuncia fue publicada en rotativos de la isla y de inmediato el primer ejecutivo aprovechó sus reuniones en la Asociación Nacional de Gobernadores (NGA, por sus siglas en inglés) en Rhode Island para alertar al gobernador de Alaska sobre la situación.

La misiva fue dirigida también al secretario del Trabajo de los Estados Unidos, Alexander Acosta, y al director interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Thomas D. Homan.

sbslogonowaves-800dea9ba4ce9a72f0a26e98671e13c0.jpg

“Se alega que 250 trabajadores puertorriqueños fueron reclutados por esta fábrica y, de acuerdo con varios reportes, están trabajando en condiciones deplorables e inhumanas”, sostuvo Rosselló Nevares en la carta.

El gobernador apuntó que, en caso de ser ciertas las confidencias, la procesadora identificada como Silver Bay Seafoods estaría incurriendo en una clara violación a la Ley de Normas Laborales Justas de Estados Unidos, la Ley de Salud y Seguridad Ocupacional y hasta pudiera haber incurrido en violaciones a la Ley de Protección a las Víctimas de Tráfico Humano.

unnamed11-ab7ae58bff8fcd36326dc2486dbdcd8d.jpg
Rosselló le da una carta al gobernador de Alaska pidiendo investigar las denuncias de unos boricuas, supuestamente maltratados en una planta de proceso de alimentos. (suministrada)

“Como gobernador de Puerto Rico tengo el compromiso de asegurar el bienestar de todos los residentes de la isla, incluyendo a aquellos que se mudan temporalmente a otras jurisdicciones dentro de los Estados Unidos en búsqueda de mejores oportunidades”, agrega la carta.

El gobernador Walker agradeció a Rosselló Nevares por informarle de la situación, debido a que no tenía conocimiento, y dijo que daría seguimiento al tema.

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín, fue designado por el primer ejecutivo como enlace para dar seguimiento a la petición de la pesquisa en las agencias federales y el Estado de Alaska.