Austria encerrará a los antivacunas y solo podrán salir para cosas necesarias

No van a comer cuentos

CORONAVIRUS VACUNA-REFUERZO

Austria aplicará la semana próxima encierros para las personas no vacunadas en dos regiones del país muy afectadas por la pandemia de COVID-19 y se apresta a adoptar medidas similares en el resto del país, declaró el viernes el canciller Alexander Schallenberg.

A partir del lunes, las personas no vacunadas en las regiones de Alta Austria y Salzburgo solamente podrán salir de casa por razones necesarias específicas, como comprar provisiones o ir al médico.

Schallenberg dijo que se reunirá de nuevo el domingo con líderes regionales y que planea dar luz verde para implementar esas medidas en todo el país.

En una conferencia de prensa separada el viernes, el ministro de Salud, Wolfgang Mueckstein, dijo que el gobierno implementará un requerimiento de vacunación para las personas que trabajan en la atención médica. No especificó cuándo entrará en vigor ese requerimiento.

Austria ha sufrido un alza preocupante de las infecciones en semanas recientes. El país reportó 11.798 nuevos casos el viernes, comparado con 9.388 hace una semana.

La tasa de infecciones para siete días es de 760,6 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, comparado con 528,8 hace una semana y 316,4 hace dos semanas.

Schallenberg y Mueckstein dijeron que se necesitan medidas más estrictas para prevenir que los hospitales se vean abrumados con pacientes. Actualmente, 437 pacientes están siendo atendidos por COVID-19 en unidades de cuidados intensivos.

Previamente, el gobierno había planeado implementar encierros para personas no vacunadas cuando el número de personas en cuidados intensivos superara los 600. Sin embargo, Schallenberg dijo el viernes que los números están subiendo más rápidamente que lo esperado y que “no es sensato esperar” hasta que el país cruce oficialmente esa marca.

El viernes de la semana pasada, Schallenberg anunció que se prohibiría que las personas no vacunadas asistieran a sitios públicos, incluso restaurantes, hoteles y eventos con más de 25 personas. Esas reglas entraron en vigor el lunes.

Austria tiene una de las tasas más bajas de vacunación en Europa occidental: 65% de la población total está plenamente vacunada y 67,8% ha recibido al menos una dosis.