Aumento por propiedad inmueble será fatal, según "realtors"

La Puerto Rico Association of Realtors (PRAR) alertó hoy que las cargas impositivas a la ciudadanía y el alza en los gravámenes a las propiedades inmuebles ponen en riesgo las posibilidades de recuperación económica del país, por lo que solicitó al gobierno central y a los municipios frenar a esos aumentos.

La organización de profesionales de bienes raíces exigió a los municipios que, antes de aumentar los impuestos a viviendas y propiedades, utilicen otras opciones inmediatas, como ingresar más de 50 por ciento del inventario inmobiliario que ha permanecido fuera del sistema del CRIM (Centro de Recaudación de Ingresos Municipales) y comenzar a captar sobre este inventario, en lugar de sobre las propiedades que ya pagan impuestos.

“Resulta alarmante el patrón que estamos viendo de municipios aumentando el impuesto de la propiedad inmueble a los dueños de propiedades que ya cumplen su responsabilidad, en lugar de ponerse a identificar aquellas propiedades que no están pagando”, sostuvo Eduardo Santos, presidente de la PRAR.

Para Santos “los alcaldes y alcaldesas no pueden seguir empeorando la crisis que atraviesa la industria de bienes raíces, a la vez que castigan injustamente al ciudadano responsable, mientras no hacen nada por reformar el sistema de recaudación de impuestos sobre la propiedad para identificar a las miles de propiedades que no están contribuyendo”.

Se trata, expuso, de cerca de 500 mil propiedades que hoy no tributan y que podrían generar ingresos de hasta 250 millones de dólares durante el primer año y hasta mil millones al cabo de tres años.

Entre los municipios que han aprobado ordenanzas aumentando impuestos se encuentran Caguas, San Lorenzo, Ponce, Carolina, Juncos y Aibonito.

La presidenta del Comité de Asuntos Legislativos de la PRAR, Vanessa Rivera, hizo un llamado al gobierno y a la Legislatura a que adopte una serie de recomendaciones elaboradas por un panel de expertos convocados por la organización para reformar el sistema de impuestos sobre bienes inmuebles.

“Nuestras recomendaciones toman en consideración la necesidad que tienen nuestros municipios de identificar nuevos recaudos; y esto es posible sin tener que aumentar ningún tipo de impuesto”, afirmó Rivera.

Apuntó que lo fácil es aumentarle las contribuciones al que ya cumple, pero lo correcto es reformar el sistema para fortalecer la industria de bienes raíces, impulsar la economía y que los alcaldes reciban los fondos que necesitan.

La propuesta de la PRAR está contenida en el documento “Recomendaciones para el Recaudo y Manejo de Impuestos sobre Bienes Inmuebles en Puerto Rico”, enviada el pasado 23 de mayo a varios líderes gubernamentales, incluyendo al gobernador Ricardo Rosselló Nevares, a los presidentes de Cámara, Carlos Johnny Méndez, y Senado, Tomas Rivera Schatz, los líderes de la Asociación y Federación de Alcaldes, y al secretario de la Vivienda, Fernando Gil Ensenat.

download3-cceb5b08e5d995a38431914601a8c6a5.jpg

Las propuestas incluyen, entre otras, identificación e integración de propiedades que actualmente están fuera del sistema; mayor eficiencia y utilidad en el uso del sistema de catastro digital y, una vez identificadas, separar las propiedades que son elegibles para ser exoneradas y exentas de contribuciones.

Además, reestructurar el CRIM –o crear una nueva estructura– para que estas recomendaciones sean implementadas utilizando en pleno la ley del empleador único y una mayor transparencia explicando a los contribuyentes en términos de porcentajes, para qué se utilizan sus contribuciones.

La PRAR propuso la tasación digital con un proceso de apelación disponible y multas para aquellos propietarios que no cumplan con su obligación contributiva y modernizar la metodología de tasación –actualmente de los años 50 del siglo pasado– a un sistema de valor de mercado que incluya los factores de depreciación.