Ateos presentan demanda federal contra Departamento de Educación

La organización Ateístas de Puerto Rico presentó el jueves, una demanda ante el Tribunal Federal contra el Departamento de Educación dirigido por Rafael Román Meléndez, el director de la región educativa de Arecibo, Luis Rodríguez Ramos, y directores de las escuelas Abelardo Martínez Otero, doctora María Cadilla de Martínez y Trina Padilla de Sanz, todas en el municipio de Arecibo.

dreamstimes28439832400-c7b0e85841b98cf5ce7e1ed0e269b48f.jpg

"La razón por la que se demanda es que durante el mes de marzo de 2016 se celebraron una serie de actividades de proselitismo cristiano apoyadas por el Departamento de Educación y el municipio de Arecibo. Se le solicitó en varias ocasiones la misma oportunidad para realizar el mismo tipo de actividad, pero desde un punto de vista ateo, humanista y secular. Se hicieron de la vista larga, a pesar de peticiones escritas y varios intentos. Al estado escoger una religión por encima de otras creencias o no creencias, se violó la ley," explicó el abogado de la organización, licenciado Miguel Rodríguez en un comunicado de prensa.

En la demanda se exige un interdicto para que no se celebre ninguna otra actividad de índole sectaria mientras se ve el pleito. Igualmente, daños punitivos por la crasa violación de separación entre iglesia y estado, y que se permita celebrar la actividad secular en igualdad de condiciones.

escuelass-f390b62fe3234f95b83401fa49d01a55.jpg

"La libertad religiosa o libertad de culto es el derecho inalienable que tiene cada ser humano de elegir libremente su religión, de no elegir ninguna, o de no validar la existencia de ningún dios, y de ejercer ese derecho y profesar su creencia públicamente, sin ser víctima de opresión, sin que se discrimine contra él, sin que se intente cambiar su creencia a la fuerza. En estos eventos se está violando la libertad religiosa de los jóvenes estudiantes que no practican la religión cristiana, siendo obligados a participar de estas actividades que se ofrecen en horario lectivo y bajo la autoridad de la escuela que las patrocina. Además, las escuelas que participan de estos eventos, y el alcalde que las apoya, están incurriendo en una práctica ilegal, violando nuestra Constitución que provee la completa separación de iglesia y estado," expresó la portavoz de la organización, María Berríos.

Asimismo, la organización comentó que los estudiantes que no comparten la misma fe se sienten obligados a escuchar, incluso, algunos fueron obligados a asistir a la cancha donde se hacía el culto, y al estos negarse a participar, fueron obligados por la maestra.