Así surgen las variantes del coronavirus en el mundo

Muchas variantes del coronavirus surgen al permanecer en huéspedes durante algunos días, por lo que el COVID-19 lucha contra el sistema inmunitario.

Hay muchos problemas alrededor del coronavirus que hacen que la batalla aún se encuentre lejos de estar ganada.

Además de que algunas zonas tienen retrasos en sus planes de vacunación, en gran parte, por la inequitativa distribución de las inmunizaciones o por la desconfianza de las personas, las mutaciones del virus lo hacen más difícil de controlar.

Mutaciones de coronavirus complican el control

Algunas personas pueden mantener el virus en su cuerpo por cerca de 200 días, por lo que la enfermedad sufrirá cambios, con la intención de combatir las defensas del huésped.

El caso de la mujer sudafricana

Tal es el ejemplo de una mujer de más de tres décadas de vida que no mostró síntomas por mucho tiempo. En Sudáfrica, ingresó al nosocomio con coronavirus, pero sólo necesito un poco de oxígeno y se le administraron esteroides; se recuperó lo suficientemente bien para que, después de nueve días, los doctores determinaran enviarla a su casa.

Lo que no sabían en su momento es que el virus no se fue por completo de su cuerpo durante los siguientes meses, por lo que mutó varias veces, mientras mantenía una lucha con su sistema inmunitario, que no era del todo bueno.

Un ejemplo que pasa en todo el mundo

Así comienzan a surgir las nuevas cepas de coronavirus; lo peor de todo es que este es sólo un ejemplo que puede pasar en miles de personas.

Y es que todos los virus mutan constantemente cuando se replican en un cuerpo huésped. Por esto, mientras más personas estén infectadas, hay más posibilidades de que el virus evolucione mediante el proceso conocido como mutación.

“Cuanto más tiempo tenga el virus, y cuanto más tiempo tenga que enfrentarse a las respuestas de los anticuerpos de la gente, mayor será la posibilidad de que surjan variantes”, dijo Penny Moore, experta en virus del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica, en un seminario web, organizado por la Sociedad Internacional Antiviral.

En el caso de la paciente africana, estaba infectada por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que causa el SIDA.

Su VIH no estaba bien controlado y había dañado su sistema inmunitario, dando ventajas al coronavirus para sobrevivir en su cuerpo por más de 200 días.

Este sólo es un ejemplo. En otros casos, las personas que toman fármacos inmunosupresores porque se han sometido a trasplantes de órganos o para combatir enfermedades autoinmunes, o que tienen un sistema inmunitario que tarda en responder a la infección, pueden tener problemas con el coronavirus.

Se repite una y otra vez

Así en todo el mundo, en cualquier día, el virus está infectando a las personas y mutando en sus cuerpos.

Cuando esas mutaciones dan al virus algún tipo de ventaja para replicarse o esconderse del sistema inmunitario, esa versión supera a las demás.

En el caso de la sudafricana, en el día 190 presentó las mutaciones D42Y y N501Y, que hace al virus más contagioso.

Así, esto no significa que un paciente sea la fuente de las variantes, sino que las mutaciones surgen en múltiples contagiados en diversos lugares del mundo, al mismo tiempo.