Aseguran que la carne es necesaria para un dieta balanceada y no es tan mala na'

El director ejecutivo del Fondo para el Fomento de la Industria de la Carne de Res de Puerto Rico (FFICR) Rafael Rosado que los problemas de salud son de origen multifactorial y nunca debido en su totalidad al consumo de carne roja y carnes procesadas.

Así reaccionó el también agrónomo a un reportaje publicado indicando que supuestamente hay “evidencia suficiente” de que consumir carne procesada causa cáncer colorrectal, al igual que la carne roja es “probablemente carcinógena” para los humanos, causando cáncer colorrectal, de páncreas y próstata, basado en “evidencia limitada”. Rosado, a la vez que destacó que la carne de res es un alimento alto en nutrientes y proteínas, sostuvo que “un sólo elemento dentro de nuestro complicado estilo de vida no es totalmente responsable de un problema de salud en particular”.

“El consumo exclusivo y en exceso de cualquier alimento puede ser dañino a la salud, por lo que es necesario establecer una conciencia colectiva de realizar cambios en los estilos de vida –dieta balanceada, peso adecuado, rutina de ejercicios, no fumar, consumo de alcohol moderado, entre otros– para evitar enfermedades y complicaciones”, dijo Rosado en un comunicado de prensa.

giphy314-33a773453e54ecbb5470d08ba9d18934.gif

El líder de la industria de res local informó que la organización que representa, junto al Grupo de Trabajo en Bovinos para Carne de la Universidad de Puerto Rico recinto de Mayagüez, han realizado estudios del valor nutricional de la carne de res producida en la Isla, a través de cientos de muestras de varios músculos de reses sacrificados regularmente en distintos mataderos del país.

Los resultados de los estudios han demostrado que la carne de reses que consumen principalmente forrajes tropicales en la Isla es carne “magra”, lo que significa que es extremadamente baja en grasa intramuscular y colesterol, dijo Rosado.

Explicó que la carne de res producida en Puerto Rico, por ser fresca y magra, es más favorable para la dieta que la proveniente de países donde las reses son castradas y engordadas en corrales con granos, alimentos concentrados, hormonas de crecimiento y niveles sub terapéuticos de antibióticos, para prevenir enfermedades.

“El FFICR, en su labor de promover la industria de carne de res local defiende categóricamente y con base científica las bondades y valor nutricional que posee nuestra carne fresca, producida bajo condiciones naturales de pastoreo en nuestras fincas, lo que se conoce comercialmente en inglés como carne &#39grass fed’”, dijo Rosado.