Aseguraba que los homosexuales provocaron el coronavirus y se contagió

El patriarca Filaret, líder de la Iglesia ortodoxa ucraniana que responsabilizó a los homosexuales por la pandemia, se encuentra hospitalizado tras haber desarrollado neumonía.

CAPTURA

El líder de la Iglesia ortodoxa ucraniana, que a principios de año responsabilizó a los matrimonios homosexuales por la aparición de la pandemia, contrajo coronavirus, según confirmaron autoridades religiosas locales.

En una declaración difundida en las redes sociales, la Iglesia informó que el patriarca Filaret, de 91 años, se encuentra hospitalizado tras haber desarrollado neumonía. El martes, la institución sostuvo que la salud del líder religioso es “estable” y continúa bajo tratamiento. “Informamos que durante las pruebas planificadas, su Santidad el patriarca Filaret de Kiev ha dado positivo por covid-19. Ahora Su Santidad el obispo está recibiendo tratamiento en un hospital”.

“Le pedimos que continúe rezando por Su Santidad el Patriarca Filaret, para que el Señor Todopoderoso y Misericordioso sane al Patriarca”, señala el comunicado de la Iglesia Ortodoxa.

El pasado marzo, en una entrevista concedida a una cadena local de televisión, el patriarca Filaret manifestó que la pandemia responde a un “castigo de Dios por los pecados de los hombres y la pecaminosidad de la humanidad”.

“En primer lugar, me refiero al matrimonio entre personas del mismo sexo. Esta es la causa del coronavirus”, dijo en ese entonces.

Esas palabras provocaron, predeciblemente, una fuerte controversia. En abril, el grupo ucraniano de derechos Lgbtq Insight presentó una demanda contra el líder ortodoxo.

“Nuestro objetivo es mostrar a la gente que ya no hay lugar para tales declaraciones de los líderes de la iglesia en Ucrania”, expresó Olena Shevchenko, líder del movimiento, en diálogo con Reuters.

La denuncia presentada contra la Iglesia ortodoxa exigía una disculpa por parte del patriarca Filaret “por difundir información falsa” y una retractación por parte del canal de televisión que emitió los polémicos comentarios del líder religioso.

Maria Guryeva, vocera de Amnistía Internacional Ucrania, dijo en ese momento que las declaraciones de Filaret “son muy perjudiciales porque podrían llevar a un aumento de los ataques, agresiones, discriminación y aceptación de la violencia contra ciertos grupos”.

En respuesta a la demanda de Insight contra Filaret, la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Kiev emitió una declaración en abril: “Como cabeza de la Iglesia y como hombre, el patriarca tiene la libertad de expresar sus puntos de vista, que se basan en la moralidad”.