Arecibo quiere convertirse en la capital de los huertos caseros

Como parte del esfuerzo de fomentar la agricultura en la ciudadanía y de concienciar sobre la naturaleza, el municipio de Arecibo celebró ayer los primeros talleres de huertos caseros en la finca Capó, del barrio Dominguito.

Sobre 150 personas se dieron cita desde las 9:00 de la mañana para aprender lo relacionado con cómo mantener en el hogar un cultivo pequeño de varios productos. De igual forma, se ofrecieron talleres para el cuido de plantas.

“Este tipo de proyectos son necesarios para fomentar un ambiente seguro y de aprendizaje para todos, en especial para nuestros niños. El propósito, más que producir ganancias al municipio, es lograr que se valore aún más nuestra tierra”, puntualizó el alcalde, Carlos Molina.

Luego de los talleres, el chef Jimmy Martel, de Arasibo Steakhouse, confeccionó el almuerzo para las familias participantes utilizando productos cosechados en la finca municipal.

Este tipo de actividad se continuará llevando a cabo en la finca Capó, con miras a impactar a más familias con el interés de conocer el propósito de los huertos caseros y la necesidad de proteger el medio ambiente.