"Aquí se trazó la raya.... La Junta declaró la guerra"

Tras el anuncio por parte de la Junta de Control Fiscal sobre el tema presupuestario, el portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, votó ayer en contra del presupuesto presentado hoy en la Asamblea Legislativa por considerarlo como ficticio e inoficioso, al tiempo que hizo un llamado a la Legislatura para que se combata la pretensión de la Junta de imponer un presupuesto abusivo y penalizante contra el pueblo de Puerto Rico.

“En el día de hoy la Junta de Control Fiscal le ha reiterado al país que ha certificado, como un acto de revanchismo contra aquellos que se resistieron a que se le diera paso a medidas penalizantes contra la clase trabajadora del sector privado del país, un presupuesto abusivo, y degradante. Sin haber dado ninguna explicación lógica y racional, ni tampoco ninguna métrica económica, la Junta ata la negativa a sucumbir ante su chantaje de eliminar la Ley 80, al tema de justificar su acto revanchista de arrebatarle el derecho al bono de Navidad y las licencias de vacaciones y enfermedad a los trabajadores del sector privado", dijo Dalmau.

juandalmau1-afd2ca0a9afbfc078f11e707d65a1546.jpg

"Acción que la Junta hubiese tomado de todos modos porque ya habían anticipado que aun eliminando la Ley 80 ellos estarían reconsiderando la determinación de eliminar estas conquistas laborales en un futuro cercano. Para que la barbaridad propuesta por la Junta no se consuma, nosotros, los representantes del pueblo, no podemos ceder ante sus pretensiones de menoscabar derechos, de imponer medidas abusivas, de ir en contra de los más necesitados, de los pensionados, de los estudiantes, de los trabajadores”, manifestó el legislador independentista.

Para el senador Dalmau Ramírez “la Junta ha desatado su ira contra el pueblo de Puerto Rico y su pretensión de imponer un presupuesto que reduce asignaciones importantes en áreas socialmente sensitivas y neurálgicas como salud, educación -particularmente educación especial- y desarrollo económico deben causar la indignación del pueblo de Puerto Rico y el más contundente rechazo, repudio y combate de nuestra parte.”.

capturadepantalla20180326alas101554am-2a9eafcb57aaf7b0affef50dc5f21995.jpg

“Mi llamado es a que, no solo es necesario nuestro repudio absoluto a ese presupuesto abusivo y degradante que pretende imponerse, hecho a la medida de la visión filosófica e ideológica de los miembros de la Junta y los interés económicos a los que responden y de los que ellos son parte. Tenemos un país en quiebra, sin la posibilidad de tomar más prestado; las corporaciones públicas en bancarrota; ningún sector económico – agricultura, manufactura, servicios – da señales de recuperación; los sistemas de retiro en general y el Sistema de Retiro de Maestros en crisis e insuficiencias actuariales, y un gobierno sin brújula que hasta el momento ha sido incapaz de articular esfuerzos en áreas neurálgicas que puedan traducirse en políticas coherentes orientadas por el bien público", agregó.

"Y, como si no fuera suficientemente tétrico ese cuadro, ahora la Junta quiere imponer un presupuesto que tendrá un efecto adverso en los servicios gubernamentales, que principalmente repercutirá negativamente en los sectores marginados económicamente que dependen de los mismos, que le quita recursos y fondos precisamente a las áreas neurálgicas de seguridad, salud y educación, en particular educación especial, que condenará a una mayor pobreza a trabajadores y pensionados, entre muchas otras barbaridades. Un presupuesto que provocará una nueva ola de despidos y agravará la depresión económica del país. Vamos rumbo a otra década perdida”, sentenció Dalmau Ramírez.

capturadepantalla20180617alas122107am-af80939ffc10ffdb38da3673b29818a0.jpg

Dalmau invitó a que como paso estratégico no se aprobara el presupuesto para provocar una confrontación. “Aquí se trazó la raya. Hoy con su conferencia de prensa la Junta declaró la guerra. En esa guerra se requiere imaginación, astucia. ¿Qué puede pasar?, pues no hay presupuesto y constitucionalmente aplicaría el anterior. La Junta buscará imponer el certificado por ellos y el paso será pelear en los tribunales. Habrá una confrontación política, que llamará la atención en Washington y en múltiples sectores de los Estados Unidos, quedará al descubierto la colonia y el comportamiento abusivo de la Junta. Lo que aquí tiene que ocurrir es utilizar todos los foros a nuestro alcance para que nuestro pueblo sepa en dónde está parado cada quien, que tengan claro a qué intereses responde la Junta y, de qué lado estamos los que luchamos por el bien del pueblo.”, concluyó el Portavoz senatorial del PIP.