Apuesto a la juventud

Hoy es jueves y le llega el turno al candidato a representante por acumulación del Partido Nuevo Progresista (PNP), Jorge Emmanuel Báez Pagán.

Tradicionalmente los jóvenes somos un “target” atractivo para las campañas políticas. Eso se acentúa mucho más en esta contienda con los partidos “no tradicionales”. Su discurso y sus estrategias están enfocadas en enamorar a los jóvenes para lograr su favor en las urnas. Pero, ¿por qué solo esto pasa en época de elecciones ?, ¿por qué al terminar la contienda vemos que muchos de esos “líderes” se esfuman y dejan a la deriva a los jóvenes ?

En mi barrio de Canta Gallo de Guaynabo decimos “ya los perros no se amarran con longaniza”. Para saber qué verdaderamente necesitan los jóvenes hay que estar en la calle con ellos, Hay que sentarse en marquesinas – con distanciamiento, claro- para escuchar sus reclamos, necesidades, sueños y aspiraciones. Eso es más profundo que discursos bonitos llenos de pasión y romanticismo.

young people

Durante mis visitas siempre dedico gran parte del tiempo a conversar con los jóvenes para conocer sus situaciones, reconocer sus logros. Admiro enormemente a esos muchachos que estudian , trabajan y están dando esa milla extra para echar pa’ ante a Puerto Rico ¡Eso es verdadero patriotismo! Hay tantas historias que te inflan el pecho de orgullo, de esperanza. Confieso que me llena de mucha energía y esperanza ocupar un escaño en la Cámara de Representantes por que , desde allí, seré un gladiador de los derechos de los jóvenes. Voy a luchar a capa y espada para que sean reconocidos y que las leyes los beneficien.

Sé que hay hambre de una mejor educación publica y seré aliado de que se destine lo mejor para las escuelas. Que sean tangibles esos recursos dentro del salón de clases. Jóvenes educados son sinónimo de ciudadanos respetuosos, cívicos y productivos, así que nuestras escuelas tiene que servir como “semillero” de jóvenes líderes y capaces.

Otro tema que inquieta es la desigualdad de salarios y experiencias de trabajo por ser jóvenes. La realidad es que todos siempre empezamos por el principio: la experiencia comienza a adquirirse ya sea lavando carros, con trabajos de verano, en restaurantes de comida rápida… se escala poco a poco. Voy a fomentar que se considere que los jóvenes adquieran experiencias de empleo, bien remuneradas, para que al graduarse ya tengan destrezas adquiridas en el campo laboral.

jorge emmanuel

Emigrar siempre es una opción para muchos. Lo respeto, y considero que cada caso lo debemos ver en su contexto. No podemos atacar a aquellos que están en la diáspora: tienen el mismo mérito que los que decidimos quedarnos en la isla. Pero, como gran parte de ellos, añoro que tantos jóvenes profesionales que emigraron regresen a la isla. Claro, para que eso ocurra debemos garantizar oportunidades de crecimiento, buen salarios y unas condiciones laborales de alto nivel. Será necesario revisar muchas leyes y ajustarlas a esa necesidad real; lo vamos a atender .

Llego a la Cámara a hacer la diferencia, a ser una voz defensora de los derechos y las oportunidades para los jóvenes. No solo podemos decir – cada cuatro años- que son el presente y futuro de Puerto Rico. Si concurrimos que lo son, entonces démosle las herramientas necesarias para que inyecten esa energía y dinamismo a nuestro desarrollo económico, cultural, deportivo, empresarial, y en todo el quehacer de nuestro archipiélago.

Apuesto a ellos… ¡y pago doble!


Nota del editor: El autor es candidato a representante por acumulación por el Partido Nuevo Progresista. Es parte del grupo original de columnistas de ¡¿Politiqué?!, la sección de de debate político en El Calce