Anuel AA, honorables y salario mínimo

El convicto reguetonero Anuel AA planteó en una de sus canciones que el salario de $7.25 no es legal. Con su controversial lírica en Intocable, “Anuel” o Emanuel Gazmey Santiago puso en contexto la violencia y explotación que vive un gran sector del país que apenas recibe un salario digno para poder vivir.

En la otra esquina y con una vida totalmente cómoda se encuentran Carlos Molina y Andrea de Castro. Él, como alcalde del PNP en Arecibo y ella como ayudante especial de un representante del PPD comparten una historia común. Ambos cobran casi $50 la hora por “su trabajo”.

 

ndreadecastro-183237bbefab152bf62a6d9aa6a5f898.jpg

Pero ellos no son los únicos ejemplos. De este grupo de honorables del servicio público hay unos cuantos que reciben salarios de entre $50 y $90 la hora. Ese trabajo no suele destacarse por sus grandes requisitos intelectuales y mucho menos por su esfuerzo.

Nadie sabe en qué proceso democrático decidimos que el salario de un alcalde debía ser entre 7 y 12 veces el de una persona que recibe el salario mínimo. ¿Qué valor democrático promueven estos alcaldes de ambos partidos que recientemente se opusieron a que hubiera un registro de sus empleados de confianza? ¿Cómo este accionar es honorable?

Y es que mientras en Puerto Rico el ingreso familiar anual es de $19,350 anual, contamos con un grupo dentro de la clase política del país que tienen salarios que no se ajustan con su preparación académica ni con la realidad del país.

Dice Anuel AA en Intocable y está en lo cierto: "$7.25 la hora, eso no es legal". Aquí la canción:

Según el Censo de los Estados Unidos, en el estado más pobre, Mississippi, la mediana de ingresos en el hogar es de $39,665 anual. En Hawaii es de $69,515 y en Florida es de $47,507 al año. Queda claro que el salario puertorriqueño es de dos a tres veces menos que en los estados que son parte de Estados Unidos.

La excusa inmediata de algunos sectores es el tema de la preparación académica. Estados como Texas, Florida y Arizona tienen menos porcentaje de jóvenes entre 25 a 34 años con bachillerato que, en Puerto Rico, según los datos que provee el Censo de Estados Unidos.

Asimismo, debido a la legislación PROMESA, no nos aplicó la última enmienda de la Ley de Normas Justas de Trabajo de Estados Unidos para el 2016 en la que se aumentó el salario anual del grupo de exentos. El aumento fue de un mínimo de $23,686 anual a un mínimo de $47,476 anual. Esto representa un aumento de más de un 100% en el salario del personal clasificado como exento.

anuelaaesarrestado-0627cee708c5ef8b464d85fd59c420d3.jpg

 

En el caso de las enfermeras y los enfermeros, la mediana salarial en Estados Unidos es de $66,640 y el salario inicial es de $42,159. Sin embargo, en Puerto Rico el salario inicial de una enfermera o un enfermero está entre $18,000 anuales y los $30,000 anuales para un enfermero con bachillerato y experiencia.

En el caso de las maestras y los maestros, la situación es similar. Mientras en el estado de Dakota del Sur, que es el estado con el peor pago al magisterio, tienen un salario anual de $42,025, en Puerto Rico el salario inicial del magisterio es de $21,000 anual. En el caso de Pennsylvania el promedio salarial del magisterio es de $64,991 anual.

¿Qué tal si el Gobierno de Puerto Rico legisla para aumentar el salario mínimo a $15 la hora? ¿Qué tal si se legisla para que haya un salario máximo en el servicio público? Tal vez de esa forma mejoramos la calidad de vida de cientos de miles de puertorriqueñas y puertorriqueños… y tal vez, eso revive ese concepto de honorabilidad que tanto se utiliza en los puestos electivos.