Científicos encuentran punto más profundo de la Tierra en la Antártida

Los investigadores han encontrado un punto parecido a un "cañón" en la Antártida no cubierto con agua que llega a 3.5 km debajo del nivel del mar.

Un grupo de investigadores pertenecientes a la Universidad de California en Estados Unidos acaba de encontrar el punto más profundo de la Tierra, no cubierto de agua, ubicado en la Antártida.

Este lugar queda ubicado en la parte oriental del continente de hielo, en específico en el sector debajo del glaciar Denman, teniendo un relieve similar a un "Gran Cañón" que alcanza los 3,5 kilómetros de profundidad.

El hallazgo se logró gracias al mapa BedMachine, el cual es un registro que revela que cosa esconde la gruesa capa de hielo que actualmente cubre gran parte de la Antártida.

Científicos encuentran punto más profundo de la Tierra en la Antártida

Antártida y profundidad de la Tierra

Este mapa fue creado luego de tres década de investigación en las cuales se intentó establecer un registro completo del continente, haciendo énfasis en la roca que existe debajo de la capa de hielo predominante en aquel sector.

En palabras del grupo de investigadores "Este es sin duda el retrato más preciso hasta ahora de lo que se encuentra debajo de la capa de Hielo en la Antártida",  resultado de años de trabajos expuestos en el que todos los esfuerzos de los expertos era rellenar todo el mapa con la parte "rocosa" del continente.

Científicos encuentran punto más profundo de la Tierra en la Antártida

Es más, durante el tiempo que se extendió la investigación, esta no estuvo exenta de polémicas, las cuales se generaron principalmente por la complejidad de fotografiar con radares el continente, ya que la estructura de hielo generaba que las ondas revotaran en estas paredes y no se lograra tener un registro preciso.

Para darle solución a esto, los investigadores decidieron usar un equipo diferente, el cual se basa en el enfoque alternativo logrando como resultado dinámicas de hielo completas, situación que les permitió calcular los datos de mejor forma identificando cuales son las zonas del hielo que tienen mejor resistencia al calor y las que no.

Con esto, los científicos hallaron el cañón con el cual se logró registrar el punto más profundo de la Tierra que actualmente no estaría cubierto por agua, un logro importante para la ciencia