Aníbal Acevedo Vilá revolcó el gallinero

Y como si no tuviésemos suficientes noticias de política, el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá publicó una carta abierta, dejó a Troya ardiendo, y se retiró lenta y silenciosamente.

En un escrito publicado a través de la red social Facebook, Acevedo Vilá se dirige a los populares de clavo pasao, a esos que duermen con la pava puesta y se despiertan cantando "Jalda arriba".

"Dirijo este escrito a los populares definidos en su forma más amplia. A los que forman parte de las estructuras de base de este partido, a los que elección tras elección votan por este partido y a los que en algún momento han votado por este partido aunque en otros momentos han tenido o tienen dudas. No escribo estas líneas pensando en los que ocupan posiciones electivas o de liderato en el PPD, aunque obviamente, por ser populares, también les hablo a ellos", escribió el abogado y aprovechó para agradecer a los integrantes del partido que estuvieron a su lado en "las buenas y en las malas".

Acevedo Vilá comenzó diciendo que "lo primero es entender el momento que vivimos. Nadie puede negar ni dudar que Puerto Rico esté viviendo momentos de crisis como nunca antes vistos en nuestra historia moderna. En circunstancias como las nuestras, en cualquier sociedad del mundo muchas de sus instituciones se enfrentan a serios cuestionamientos internos y al escarnio público. Esos escenarios son consecuencias lógicas de crisis mayores. En Puerto Rico, la crisis económica y gubernamental que tenemos se refleja y se desdobla en una crisis de muchas instituciones, incluidos, obviamente, los partidos políticos".

animation32-6813bf0e871c094fe6d34f5541806095.gif
Luego, el predecesor del coquetón Luis Fortuño, expresó que "los dos partidos políticos principales en Puerto Rico -el PPD y el PNP- viven momentos de cuestionamientos internos y externos, viven momentos de crisis. Esa es la verdad y tenemos que entender lo que está ocurriendo como algo natural y tener la madurez colectiva para enfrentarnos a esos retos sin resentimientos y sin esperar o buscar soluciones mágicas. Cómo el PNP atiende su crisis es su asunto, aunque al final el país pague las consecuencias; pero cómo atendemos la crisis los populares, eso sí que obviamente me preocupa igual que a ti".

Acto seguido, el octavo Gobernador de esta joya caribeña, se la dejó caer a los mismos de su partido cuando escribió que le "parece estar viendo desde la distancia que la respuesta a la crisis de nuestro partido es quién gana el juego de sillas: es decir quién aspira a un puesto público y para qué posición".

Y así continuó el escrito… Explicó que los partidos políticos y sus líderes están ofrecer soluciones ante la crisis económica o el hecho de que Estados Unidos "nos niega las herramientas que necesitamos y nos trata con desdén y como una colonia"; enfatizó que, en este momento, los líderes no están "para ganar elecciones… Primero deben venir las contestaciones a las preguntas y luego llenamos las sillas".

En esta carta, el sucesor de Sila María Calderón, agregó que si Alejandro García Padilla decide aspirar a la reelección sería importante dejarle claro al pueblo si se le va "a ofrecer una repetición de lo que se ha visto o si se puede hacer una oferta sustantiva y de estilos diferentes".

animation42-487e1e5a19aa0d0cf5bf59b9a7644520.gif
"Alejandro y el partido pueden decidir mantenerse en la ruta del norte marcado o pueden reconocer los errores cometidos y articular una serie de cambios en prioridades y enfoques de cara al futuro. La experiencia puede servir para repetir o para hacer las cosas distintas. Si algo he aprendido durante esta crisis y otras que me ha tocado vivir, es que no todo lo que uno creía que estaba bien lo estaba y que ante eso, es mejor rectificar", señaló.

Acevedo Vilá habló también de su experiencia como presidente del PPD y cuando 1998 "llegó el momento de decidir qué hacer con el plebiscito de status de Rosselló". Escribió lo debatible que pueden llegar a ser las encuestas y mencionó el "ELA-Soberano".

Finalmente, Acevedo Vilá culminó con un mensaje que aplica a todos los integrantes de partidos políticos: "Las directrices las das tú, que eres el dueño del partido. Los líderes te tienen que responder a ti y no al revés. Las opiniones del gobernador, de los exgobernadores, alcaldes, legisladores y funcionarios a sueldo del partido son importantes pero no son determinantes".
LEE LA CARTA COMPLETA AQUÍ