Analizan muerte sospechosa de abogado y aseguran puede ser esclarecida

El licenciado Carlos Cotto Cartagena murió el 21 de septiembre de 2018 en sospechosas circunstancias.

Familiares del licenciado Carlos Cotto Cartagena aseguran que fue asesinado, que su muerte puede ser esclarecida y están dispuestos, incluso, a aportar económicamente y con recurso humano para resolverla.

La investigación de la muerte, sospechosa por demás por haber sido un testigo vinculado al caso de Áurea Vázquez Rijos que estaba supuesto a testificar esa misma semana, luce estancada. La autoridades han subrayado una teoría que indica que Cotto Cartagena se cayó intentando escalar el edificio en Miramar dónde se supone que pernoctara. Esta teoría al ser analizada por peritos privados, fuera de los del Departamento de Justicia y el Instituto de Ciencias Forenses, aparenta ser absurda.

María Inés Cartagena, madre del difunto, es abogada de profesión de décadas y fue jueza durante años, y señaló numerosas incongruencias con la investigación del caso e incluso la participación de varios abogados del ruedo federal que parecen obstruir la misma.

Asimismo, los peritos forenses Yocasta Brugal y Edgar Tirado detallaron la apatía que han enfrentado de parte del Instituto de Ciencias Forenses y del Departamento de Justicia.

La investigación sigue en curso y no se descarta aún nada, según indicó Justicia, aunque parece moverse al paso de un suero de brea, quizás por todos los vínculos y tentáculos que aparenta tener este caso.

El análisis y las entrevistas a la jueza Cartagena, a los peritos forenses y a José Cotto, hermano del licenciado que murió en extrañas circunstancias, fueron presentadas ayer en el programa de periodismo investigativo Jay y sus Rayos X.

Mira los reportajes:

Si no te salen, pulsa aquí para ver el primer reportaje.

Si no te salen, pulsa aquí para ver el segundo reportaje.

(Nota del editor: Si tienes más información al respecto no dudes comunicarte con Jay y sus Rayos X o con El Calce.)