El análisis OBJETIVO de Emmanuel

Tú sabes que lo estabas esperando

Hace cuatro años atrás, una docena de personas coreaban y meneaban las carnes frente a la cárcel federal en Guaynabo exigiendo la excarcelación de Anuel, quien esperaba la sentencia de aquel caso por armas. Ahora miles y miles de personas disfrutan las canciones de este poeta con capacidades limitadas y escasa pollina, mientras nos grita en la cara que “es millonario” cada cinco segundos. Sin duda alguna, Anuel está teniendo una temporada victoriosa, su nombre es ‘top’ en los muchachos de “la nueva”, y ya no janguea con Ozuna porque no quiere que le caiga la salaera del negrito de ojoz bizcos. Bueno, pero la historia del exmonaguillo Anuel ya ustedes la conocen, así que hoy venimos a meterle caliente a la reseña sobre el disco “Emmanuel” (imagino que el título fue una de sus brillantes inspiraciones) y ver si sigue siendo el hijo de Bad Bunny.

1. No llores mujer: lo primero que pensé al escuchar los acordes y las líneas fue “¿tú me tienes que estar jodie**o?” Ok, si saliste de un búnker ayer y estás leyendo esta reseña, quiero que sepan que había un loquito ahí llamado Bob Marley (no era conocido ni na’) que hizo una canción llamada “No woman, no cry” junto a su banda de reggae “The Wailers”. Pues el señor Anuel decidió hacer una versión al español de un tema legendario del reggae, pero con la única excepción que Anuel no tiene letra pa’ eso ni mucho menos sabe cantar. El resultado fue un perfecto desastre. El tema contó con la colaboración de Travis Barker, baterista de Blink-182… no les voy a decir más nada porque me siento anciano cada vez que menciono un nombre aquí.

2. Somo o no somos: ¡aquí fue, empezó el trap! En este tema Anuel se fue a su estilo original, donde dice que asesina a un montón de personas, pero sigue en la libre comunidad exhibiendo sus senos en piscinas de hoteles. Me gustó la canción, se mantuvo leal a su estilo, que básicamente es decir disparates por ahí pa abajo y hablar de armas de fuego.

3. Reguetonera: vi el título y tenías muchas expectativas. Si usted le da esa carga a una canción, usted tiene que tirar un perreo asqueroso de verdad. La primera parte de la canción comienza con un reggaetón mongo, pero en la segunda aprieta y se va old school… o sea, como “Safaera”, pero la versión flojita.

4. Jangueo: de entrada quiero decirles que yo soy fanático de Tego, desde que salió con Eddie Dee en “Peligro de extinción”. Vi al señor Calderón crecer, llegar a la cima y convertirse en leyenda. De hecho, Tego fue el primer Bad Bunny que unió diferentes grupos de personas que no escuchaban el género pa’ allá pa’l 2002. Al ver que “el jigiri” participaba en el tema me emocioné… para nada. Para entender la canción, tienes que ponerle subtítulos porque sino no vas a comprender nada. Este no era el comeback que Tego merecía.

5. Hasta que Dios diga: Anuel se fue a la segura: había que poner a Benito en el disco. Me gustó esa movida, porque los dos más importantes de “la nueva” están uniendo fuerzas y no están con las changuerías que Yankee y Don Omar tuvieron en su juventud. El temita es un reggaetón lento, de esos que escucharán las babies, mientras se maquillen pa’l jangueo.

anuel

6. Narcos: otro trap donde Anuel dice que una vez se tirotió con Tony Montana y Carlitos Brigante, a la misma vez que se bebía un whisky sour sin recibir ni una herida. “¡El Dio’ del tra’, amén!”

7. Fútbol y rumba: ¿un tema con Enrique Iglesias? No, gracias. Skip.

8. Que se joda: un temita con una combinación ganadora como Farruko y Zion. El tema brega si quitamos a Anuel pa’l ca. Puedes darle skip, tampoco es como que te pierdes “Hipócrita” ni na’ de eso.

9. Ferrari: “A 300 millas en el Ferrari”… no me importa que esté con Lil Wayne, le di skip.

10. El manual: sencillamente, esto fue una broma que se salió de control. Parece un tema de Ozuna. Más na’ te voy a decir.

11. Antes y después: con la colaboración de Kendo Kaponi, Yandel y Ñengo, este es el mejor tema del disco. Obviamente, no porque Anuel zumbó algún punchline duro, sino porque Yandel se fue con su estilo de los tiempos de antes, Ñengo zumbó fuego, y Kendo… pues Kendo vino con las historias esas de él donde dice que “va armao hasta pa’l supermercado porque teme que el cajero lo quiera asesinar”.

12. ¿Los hombres no lloran?: aquí Anuel nos enseña que los hombres no lloran… ustedes saben, NADIE sabía que un hombre tiene sentimientos, y que puede expulsar lágrimas por los ojos. Gracias, Anuel, por alumbrarnos con el fuego de la sabiduría. GRANDE.

13. Así soy yo: otro temita con Bad Bunny. Bueno, le di skip. No estamos para perder el tiempo.

14. El problema: dale skip.

15. Bandido: un junte con Mariah, que al parecer la canción fue hecha para Rauw Alejandro, pero por alguna razón cayó en las manos del novio de Karol G. Dale skip.

16. Rifles rusos: ‘pérate, ¿aquí sale Tego también? “El enemi de los guasíbiris” se le entiende MENOS que en “Jangueo”. No solo eso, ahora a Tego le ha dado con ser maleante… a sus 48 años.

17. Mi vieja: el tema trata sobre un confinado que recuerda a su mamá que falleció. La idea fue buena… pero él no tiene letra, así que puede hablar del “día de las madres” y no va a transmitir ningún sentimiento.

18. Nubes negras: Dios mío, siento que este disco ha durado dos días. ¿Cuándo diantre se acaba esto? Dale skip.

19. Tocándote: toca el skip y pitchea.

20. Estrés postraumático: skip. Otra vez hablando con “gente que lo odia”.

21. Secreto: ¡SKIIIIIIIIIIIIIIIIP!

22.China: un tema que ya había salido, dale skip.

Después de esta longa de disco y tan pocas canciones buenas, tengo que darle una de cinco percocets💊. No, Anuel, aquí no regalamos nada y Bad Bunny sigue siendo tu papá.

Si no has escuchado el disco de Anuel y después de esto todavía quieres escucharlo, pulsa aquí:

Anuel celebra hoy en Miami tras masacrar flow de Bob Marley y dar palo con nuevo disco