Amiguismo de años coincide con cabildeo para beca presidencial

La relación de mil años entre el presidente de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Sánchez y el decano de la Escuela de Arquitectura del recinto de Río Piedras, Francisco Rodríguez podría haber sido beneficiosa para ambos en situaciones que han enfrentado en la principal institución académica del País.

Documentos en poder de ElCalce.com revelan que el Decano se salvó de acciones disciplinarias en su contra, a pesar de que se certificó que tenía un patrón de represalias por unas denuncias relacionadas a unos viajes estudiantiles, según se planteó en documentos legales.

franciscorodriguez-836347d71a51e5712ee820487eeabf4c.jpg

De una investigación interna, que resultó luego en un pleito judicial donde la Universidad se expone a un pago de $1,200,000 se desprende que el decano Rodríguez no tomó las medidas para salvaguardar el dinero de un grupo de estudiantes que viajaban al exterior como parte de su preparación académica en la institución.  Según el informe, que no ha sido divulgado por la Junta de Gobierno ni por la Universidad, varios profesores de esa institución se constituyeron en agentes de viaje de facto, ya que depositaban el dinero que recaudaban los estudiantes en sus cuentas personales para costear los asuntos del viaje. Sin embargo, según denunciaron varios estudiantes, los profesores no entregaban recibos, ni desglosaban en que se gastó el dinero. Las cantidades que entraron a las cuentas privadas de estos académicos son de mas de $100,000.

Luego de esta investigación inicial, uno de los profesores que investigó los hallazgos, Elio Salvador Martínez Joffre fue víctima de una patrón de represalias por parte del Decano que desembocó en la cesantía del profesor. Acto que fue detallado por una investigación interna del Recinto, realizada por la Rectoría, cuando era dirigida por Ethel Ríos Orlandi. Allí se determinó que había que restituir a Martínez Joffre y se certificó que esta situación provocó una serie de conflictos en la Escuela de Arquitectura. No obstante, el decano Rodríguez, decidió apelar primero al Presidente de la UPR y luego a la Junta de Gobierno, que preside su amigo Jorge Sánchez para que este evaluara el caso. En el trámite de la controversia, la evidencia confirma que en efecto hubo un patrón de represalias de Rodríguez hacia Martínez Joffre, lo que conllevó que se ordenara la realización de una auditoría interna sobre los manejos de la Escuela de Arquitectura.

sanchezjorge-e4cf405cb4bc55969a38214028bc391d.jpg

ElCalce.com supo que ese informe de auditoría interna está listo desde hace algún tiempo, sin embargo, ni la Junta de Gobierno ni la Oficina de Auditoría lo han publicado. De hecho, en varias ocasiones se trajo en discusiones de la Junta el estatus de este informe, sin embargo, Sánchez siempre recalcaba que el informe iba a tomar tiempo, cuando ya se existía un expediente completo sobre el caso en poder de la Rectoría del Recinto de Rio Piedras.

Coincidentemente la publicación de esa auditoría interna de la Universidad se encuentra detenida en momentos en que sale a la luz pública la otorgación de una beca presidencial a Mónica Sánchez Sepúlveda, sobrina de Jorge Sánchez. De hecho, según información del comité evaluador de las becas, en un principio, esta beca no fue recomendada favorablemente, pero luego de que el decano Rodríguez cabildeara a su favor, el presidente Walker, en el uso de su discreción decidió otorgarla. En la reunión de ayer en la Junta de Gobierno quedó planteado por el propio Presidente para el récord que la becada fue fuertemente recomendada por el decano. Según publicara un medio recientemente, a Jorge Sánchez y a Francisco Rodríguez los une una amistad de años.

El Decano Rodríguez se comprometió con ElCalce.com en reaccionar durante el día de hoy a esta información.