El desgarrador pedido de auxilio de una abuela a su Amazon Echo antes de morir de coronavirus

Una paciente de coronavirus en un hogar de ancianos de Michigan, dejó más de 40 grabaciones en su Amazon Echo pidiendo ayuda antes de morir.

La pandemia contra la que lucha gran parte del planeta ha dejado testimonios que nos llevan hasta las lágrimas. Este jueves se reveló la historia de LouAnn Dagen, una abuela de 66 años que pidió ayuda a su Amazon Echo, en reiteradas ocasiones, antes de morir de coronavirus en un hospital. Dagen dejó más de 40 grabaciones en su dispositivo, durante los momentos que padeció de manera más crítica los síntomas del COVID-19.

Según reseñó Businessinsider la mujer de 66 años fue una de las 36 personas infectadas en un hogar de ancianos en Michigan. Mientra sufría la etapa más cruda de los síntomas, tomó el asistente virtual y expresó: "Alexa ayúdame". Dagen intentaba llamar al 911 o recibir alguna asistencia médica, debido al dolor que sentía producto del coronavirus.

El asistente virtual, desarrollado desde el 2017, no permite establecer comunicación con el 911. Sin embargo le suministró la información y contactos de la estación policial más cercana al hogar de retiro. "¿Cómo llego a la policía?", fue otras de las múltiples grabaciones que encontró Penny, hermana de la víctima, en el dispositivo. Además LouAnn aseguró sentir mucho dolor y el medicamento que le suministraba el hogar de ancianos no le hacía efecto.

La idea es crear consciencia sobre la prevención del coronavirus

La hermana de la víctima no pretende tomar acciones contra Amazon. Está clara que el asistente virtual no mostró ninguna falla en su funcionamiento. El propósito de revelar estas grabaciones, es demostrar el intenso daño que genera el coronavirus en el sistema inmunológico de las personas. En consecuencia, Penny quiere instar a la población a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Una vez que su situación fue más complicada, desde el hogar enviaron a LouAnn a un hospital, le suministraron un respirador, pero no mejoró y falleció poco tiempo después.

"Nos entristeció escuchar esta noticia, y nuestros corazones están con la familia. Hoy en día, los clientes pueden pedirle a Alexa que llame a familiares o amigos (…) Continuamos desarrollando más funciones para ayudar a nuestros clientes", dijo un vocero de Amazon.

LouAnn Dagen