¡Almighty, charlatán! Alejandro no deja a la gente fornicar en paz

Interrumpió un coito improvisado

Nos hemos quedado sin palabras, ante la última charlatanería de Almighty…

Despojadas las vestiduras, una sola carne en el lecho y llegó Almighty, a interrumpir un coito improvisado:

Desconocemos cuántas pepas se habían metido al cuerpo los amantes, pero Almighty solo estaba bebiendo agüita con gas. Por cierto, bastante macharrana fue la jugada de mojar a la distinguida. No tenemos más nada que decir.