San Sebastián es la capital de los vaculocos, no pedirán evidencia de vacunación contra el COVID-19

La nueva OE fue anunciada el lunes por el gobernador Pierluisi

Javier Jiménez, alcalde de San Sebastián. - Archivo

En respuesta a la orden ejecutiva contra el COVID-19 firmada por el gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia, el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez Pérez anticipó el martes que no acatará la misma en lo que respecta a los municipios.

“Respetamos el derecho a la privacidad médica y la dignidad de cada ser humano por lo que NO solicitaremos evidencia de vacunación contra COVID-19, o prueba de COVID-19 negativa en NINGUNA de nuestras facilidades municipales. La entrada y el servicio que brindamos a nuestra gente no será condicionado al estado de vacunación o prueba negativas de COVID-19. Igualmente, toda persona o concesionario que alquile alguna de nuestras facilidades municipales, no podrá discriminar requiriendo evidencia de vacunación o prueba negativa de COVID-19 para el disfrute de dichas facilidades.

Tampoco se requerirá vacunación contra el COVID-19 en niños que participen del programa “Head Start”. Es una decisión de los padres si vacuna o no a sus hijos.

Las imposiciones a través de mandatos atentan contra los principios más básicos de una democracia donde la dignidad del ser humano es inviolable e inquebrantable. Cada individuo debe tener la libertad de escoger qué tratamiento y medidas de protección sanitaria acoge en favor de su salud física y mental.

Una vez más, el gobierno de Puerto Rico atenta contra los derechos y la dignidad de nuestros ciudadanos a través de los mandatos dictatoriales e irracionales para combatir la pandemia del COVID-19. Han sembrado en nuestro pueblo una semilla de división y han promovido insistentemente la segregación, estigmatización, marginación y deterioro de la salud física y mental de miles de personas que por las razones que sea, han tomado la decisión de no vacunarse.

Por parte del Gobierno Municipal de San Sebastián continuaremos implementando las medidas sanitarias para garantizar la seguridad de todos los que visitan nuestras facilidades; entre ellas, la ocupación máxima de un 50 por ciento de capacidad en todas las instalaciones municipales, desinfección constante, sistemas de filtración de aire, puertas libres de contacto, entre otras. Igualmente seguiremos garantizando y facilitando el que las personas que deseen vacunarse lo puedan hacer, así como también respetaremos y defenderemos el derecho de los que no deseen hacerlo. Además, pronto comenzaremos las clínicas de salud con programas dirigidos al fortalecimiento de la salud física y mental de toda la ciudadanía de San Sebastián”, dijo el alcalde en declaraciones escritas.

Además de San Sebastián, el otro municipio que no exige la vacunación para sus empleados es el de Naguabo, cuya alcaldesa del Partido Popular Democrático (PPD), Miraidaliz Rosario Pagán públicamente ha dicho que no está vacunada.