Alcalde de Cayey le canceló a última hora uso de instalaciones públicas a MVC

Lúgaro se la dejó caer sólida por Facebook, porque, según indicó, hicieron las gestiones como son y a lo último vino Rolo Ortiz a tirarse una pachotá.

El Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) organizó una reunión de pueblo para esta noche en Cayey, pero después de que el Municipio que dirige el alcalde Rolando 'Rolo' Ortiz avaló el uso de las instalaciones, hoy, a poco menos de dos horas del comienzo de la actividad.

Según explicó la portavoz del MVC, Alexandra Lúgaro, a la secretaria del alcalde, Elizabeth Torres Vicente, se le explicó de que trataba la actividad, y que era de carácter social y político.

Primero, se intentó conseguir el lobby de un parque en Cayey, pero al contacto local que organizaba el evento le indicaron que "ese lugar exige unos seguros, y que para que no tengan que costear los seguros, era mejor moverlo a la Casa del Cuento y la Historia Cayeyaya para no pagar".

"Yo acabo de recibir un mensaje del alcalde de Cayey, indicándome que las facilidades que se habían solicitado, el entendía que eso era una actividad social, que al ser una actividad política – parece que no leyó la carta o habló con su secretaria, que conocía muy bien que era una actividad del movimiento – pues que él no iba a prestar las facilidades", expresó Lúgaro a través de Facebook

"Creen que las facilidades públicas son finquitas personales de ellos", agregó, resaltando que a actividad va, e instando a la gente a que le llegue a la Casa del Cuento y la Historia Cayeyana para encontrarse rumbo a participar de la misma, la cual se sostendrá en otro espacio iluminado que dijo que han conseguido.

Nos cancelaron el uso de las facilidades en Cayey, pero allí nos veremos… ¡Los espacios públicos nos pertenecen!

Posted by Alexandra Lúgaro on Tuesday, May 21, 2019

Cabe destacar que al alcalde Rolo Ortiz fue referido en febrero a la oficina de Ética Gubernamental por el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Michael Abid Quiñones Irizarry, por violaciones a la Ley de Ética al presuntamente cabildear un proyecto para beneficiar una propiedad suya.

Además, se emitió un referido al Departamento de Justicia y al Tribunal Supremo contra el ejecutivo municipal por presentarse como “licenciado”, cuando supuestamente no está autorizado a ejercer la práctica de la abogacía en la Isla.