¡Aguanta la lancha que voy pa la SanSe!

Sí, sabemos que quieres ir a las Fiestas de la Calle San Sebastián a gozar de lo lindo.

Pero… ¿Le temes al tapón que se pueda formar de camino a la isleta de San Juan? ¿No quieres coger la AMA y todos los olores que vienen con ese poncito? ¿Buscas una forma rápida y segura de llegar al pari más bestial del año?

Sencillo. Dale pa’ Cataño. Pero te avisamos, quizás te quedes allí gozando y
Eso, precisamente, fue lo que hizo El Calce. Llegamos a Cataño, el pueblo donde aún reina la Palmolive, a pesar de que ya finalizaron los tiempos del insigne ‘Amolao’, el exalcalde Edwin Rivera Sierra.

Allí nos esperó el nuevo alcalde, Félix ‘El Cano’ Delgado. No tan solo nos presentó la oferta de gozo que “A mí también me gusta la Palmolive. Yo soy palmolivero”, dijo en son de broma el alcalde al recibir a El Calce.

Bueno, pero bromas aparte, la realidad es que Delgado logró algo que no se había visto antes en este pueblo. Desde el mismo jueves, cuando iniciaron las Fiestas de la Calle San Sebastián, el Municipio de Cataño realiza su propio festival en los predios del muelle. Y lo hace en concordancia con el Municipio de San Juan, debido a una alianza con la alcaldesa Carmen Yulín Cruz.

“Nuestra intención es que ya Cataño no sea usado como el estacionamiento para coger la lancha de Cataño. O, al menos, que si usan la lancha, que la experiencia sea una mejor que la de los años anteriores”, explicó el alcalde.

El estacionamiento multipisos cercano al muelle de Cataño cuenta con espacio para centenares de vehículos. De ahí, caminas menos de una cuadra hasta el muelle. Eso sí, procura llegar lo más temprano pues la fila para la lancha puede ser extensa.

Sin embargo, en esta ocasión el acuerdo entre Cataño y San Juan ha provisto para que haya dos lanchas con capacidad para 148 pasajeros y un ferry con capacidad para 500, que desde el jueves dan servicio con motivo del festejo sanjuanero.

Llegamos a Cataño a eso de las 3:00 PM. Delgado nos mostró los distintos quioscos que allí se han instalado, incluyendo más de una veintena de mesas de artesanía y al menos dos docenas de puestos de comida y bebida. Esta introducción puede ser apreciada en todo su esplendor en el vídeo que hicimos en vivo a través de Facebook.

“Nosotros agarramos este municipio con un déficit de $10 millones. Así que sabíamos que teníamos que ser lo más costo efectivo posible. Acudimos a los auspiciadores y ellos han respondido muy bien. Eso y la alianza con el Municipio de San Juan han hecho que el gasto para nosotros ha sido muy poco a lo que se pudiera esperar para un evento como este”, apostilló el alcalde Delgado.

Pasamos al área dónde se coge la lancha. En el vestíbulo del puerto había alrededor de 500 personas esperando el viaje. Hacíamos la fila para montarnos en el bote, cuando, de repente, saliendo de la lancha… ¡era Quijote Morales!

“Para que tu veas, que este es uno de los medios favoritos de los puertorriqueños para llegar a la Sanse”, dijo Delgado al ver al astro del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Alberto Bermúdez, encargado de propiedad de transporte marítimo en el muelle de Cataño, le indicó a este rotativo que el primer día de las fiestas habían transportado alrededor de 6,400 pasajeros, tanto de Cataño a San Juan como de San Juan a Cataño.

“El transporte de Cataño a San Juan está disponible hasta las diez de la noche, y de San Juan a Cataño hasta la una de la mañana”, destacó Bermúdez. Nos montamos en la lancha como a eso de las 3:30 pm, acompañados por el alcalde. Quisiéramos describir más el viaje, pero es que… ¡fue súper rápido!

“Para que tu veas, que en menos de diez minutos y por 50 chavos ya estás en San Juan”, apuntó Delgado.

Nada más con el testigo. Así que ya lo sabe, desde Cataño llegas al Viejo San Juan sin daño. Que aguanten la lancha, que vas pa’ la Sanse.