AGP propone machete para el gobierno y más dinero para pagar deuda

puertoricobudgetpuer-57eeb6b8b48b844ff3b53adf350c9a48.jpg

El gobernador de Puerto Rico presentó el miércoles un proyecto de presupuesto de 9,800 millones de dólares que prevé 674 millones de dólares en recortes en medio de la crisis económica de la isla.

El gobernador Alejandro García Padilla no presentó el presupuesto durante un discurso televisado como es tradicional, y en lugar de ello optó por presentarlo después que los legisladores concluyeron sus sesiones del día.

Los legisladores realizarán pronto audiencias públicas antes de que la Cámara de Representantes apruebe el presupuesto y se lo entregue al Senado. El presupuesto tiene que ser aprobado para el 30 de junio.

"Enfrentamos una crisis fiscal histórica en la que los recursos disponibles son extremamente limitados", dice la propuesta de 56 páginas.

Puerto Rico está en el octavo año de una recesión y su gobierno lidia con una deuda pública de 72,000 millones de dólares y un déficit de 534 millones. Tanto el gobierno como el principal partido opositor han pedido al Congreso de los Estados Unidos que permita al territorio declararse en bancarrota, en medio de preocupaciones de que algunas entidades públicas podrían pronto quedarse sin fondos o restructurar sus deudas.

La propuesta presupuestaria busca dedicar 1,500 millones de dólares para pagar la deuda de Puerto Rico, un incremento de 400 millones respecto al año pasado. Funcionarios han dicho además que el gobernador quiere cerrar 95 escuelas y 20 agencias públicas para reducir gastos.

El Banco Gubernamental de Desarrollo de la isla emitió recientemente un reporte en el que advirtió de una posible mora en los pagos de la deuda y dijo que el gobierno pudiera quedarse sin fondos en el primer trimestre del año fiscal 2016 si no se generan nuevos ingresos pronto.

Los legisladores debaten una propuesta que elevaría el impuesto sobre las ventas de 7% a 11,5%, e impondría un nuevo impuesto de 4% sobre los servicios profesionales. Si es aprobada, la medida generaría ingresos por 1.200 millones de dólares.