Agarran a dos policías que se dedicaban a darle transportación y seguridad a prostitutas

Tenían su negocio por debajo de la mesa

Getty Images

Un par de policías vira'os se dedicaban a llevar y traer a mujeres que se dedicaban a ser 'escorts' y además de transportación también les brindaban seguridad a cambio de miles de dólares.

Se trata de los oficiales Thomas Diorio y Michael Sardone del precinto 106 de Queen, Nueva York quienes fueron descubiertos en un operativo donde una oficial se hizo pasar por una prostituta para pedirles sus servicios, reportó The New York Post.

En el operativo, la mujer policía se hizo pasar por una prostituta y llamó a los oficiales para que les brindara transportación a ella y otras mujeres para sus citas con la excusa de que su chofer regular estaba enfermo.

"No somos mujeres de la calle, somos finas", le dijo la oficial encubierta a Sardone, un policía que fue nombrado "Policía del Mes" en 2015.

Al oficial le dijeron que le pagarían $1,000 y posiblemente más. Él aceptó y dijo que podía llevar a alguien más que lo ayudara.

En tres ocasiones por separado desde abril a mayo, el otro oficial Dioro, se reunió con oficiales encubiertas haciéndose pasar por escorts y las transportó a sus citas desde Manhattan hasta Queens.

En uno de los encuentros la oficial encubierta le ofreció a los dos policías $4,000 por llevarla a un hotel en Manhattan donde se encontró con un policía encubierto que también les dio una propina de $100.

Durante ese incidente, la oficial encubierta le dijo a los oficiales que estaba por encontrarse con un cliente nuevo y que necesitaban estar preparados para subir al cuarto si las cosas se ponían difíciles. Los oficiales aceptaron.

Después de dejarla, uno de los oficiales recibió un mensaje de texto en el cual ella le pidió a ambos que subieran al cuarto alegando que el cliente no le quería pagar. (Obvio, todo esto es mentira)

Cuando llegaron al cuarto, los oficiales convencieron al hombre encubierto de que le pagara a la mujer que le dio sus servicios de escort. (Ahí, los cogieron en otro delito). Posteriormente, otra de las mujeres le dijo a los oficiales que se llevaría su cocaína al carro con ellos.

Al otro día, Sardone, uno de los oficiales le pidió a la mujer que no se llevara sus drogas en otra ocasión en caso de que los revisaran.

Sardone, logró retirarse de la policía antes de que le radicaran los cargos disciplinarios por sus actos.