Advierten de apagones en República Dominicana por deuda de gobierno

Como si fuese sacado de un periódico puertorriqueño, el gobierno dominicano tiene una crisis en sus manos.

El presidente de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) advirtió que en el país podrían producirse “apagones financieros”, si el gobierno no dispone el pago de la deuda de 800 millones de dólares a los generadores de electricidad.

Los “apagones financieros” consisten en la modalidad de suspender el suministro de electricidad a los usuarios cuando el Estado incumple con el pago a las empresas generadoras del servicio.

Marcos Cochón dijo que si los bancos comerciales deciden disminuirle las líneas de créditos por una situación estrictamente financiera, el sector no tendrá recursos para trabajar con normalidad.

marcoch424719346-b2fd4613c58df8e8ee0decefb2a5bc52.jpg
“A lo imposible nadie está obligado y todo tiene un límite. Nosotros tenemos un límite que nos lo imponen los bancos, y ya hemos llegado a ese límite”, dijo.

Cochón manifestó que la decisión de dar apagones, “nunca ha estado en la mente de los generadores”, pero pidió entender que ellos incurren en deudas para producir electricidad y venderla a las distribuidoras para con los recursos obtenidos poder cumplir los compromisos contraídos.

Entrevistado este domingo en el programa de televisión D’Agenda, el presidente de la ADIE expresó  que debido a que el gobierno tiene más de ocho meses que no le paga la deuda, se ven impedidos de cumplir con dichas líneas de créditos que generalmente se la otorgan a 120 y a 180 días.

Lamentó que influyentes funcionarios del gobierno -que según dijo- conocen muy bien esa problemática, no hayan sido capaces de buscarle una solución al problema.

img0864-4ca987de5e21f2014b88793bc0808a73.jpg

Cochón aseguró que los generadores de electricidad no han disminuido la cantidad de energía que entregan a la distribuidora, pese a los efectos de la fuerte sequía que ha provocado una disminución considerable del aporte que hace al sector de las hidroeléctricas.

El funcionario de la industria eléctrica calificó como algo paradójico el hecho de que la deuda con el gobierno se haya incrementado en más de 100 millones de dólares, al pasar de 700 a 800 millones, cuando el combustible cuesta el 50 por ciento menos que en la indicada fecha.

Dijo que la reducción ha sido tan significativa que a los precios actuales del carburante, las plantas a carbón que se construyen en Punta Catalina de Baní, venderán el kilovatio/hora a un precio superior a como lo están haciendo algunas generadoras.