Advertencia sobre transporte ilegal en embarcaciones para la SanSe

El capitán de corbeta Marc Randolph, sub-director de Prevención del Sector San Juan de la Guardia Costera advirtió el miércoles que los navegantes recreacionales y comerciales que transporten pasajeros ilegalmente en la Bahía de San Juan durante las Fiestas de la Calle San Sebastián del 14 al 17 de enero, se exponen a la imposición de multas y penas severas.

“Apercibimos al público, que opte por utilizar la vía marítima para entrar al Viejo San Juan, que solamente podrán utilizar embarcaciones comerciales operadas legítimamente por un capitán licenciado por la Guardia Costera para transportar pasajeros a bordo de embarcaciones que cuenten con el equipo de salvamento adecuado a bordo. Es de vital importancia para el público que esté consciente de la existencia de operadores ilegales e inseguros que se presentan a ellos y a sus embarcaciones disponibles para la contratación”, dijo Randolph en un parte de prensa.

maxresdefault1-cc9f36275338df617a8550ccc211a4f8.jpg

Precisó que dependiendo de la naturaleza de la violación, los infractores se exponen a la terminación de su viaje, a ser multados desde 15,000 hasta 250,000 dólares y podrían enfrentar hasta tres años de cárcel.

“Las tripulaciones y oficiales de seguridad marítima de la Guardia Costera aumentarán los patrullajes de seguridad a través de la zona portuaria para garantizar el transporte seguro y legal de los pasajeros dentro de la Bahía de San Juan”, sostuvo.

Además, el funcionario alertó que ninguna embarcación que no esté debidamente autorizada podrá desembarcar pasajeros en las instalaciones portuarias reguladas a nivel federal ya que están clasificadas como zonas restringidas.

b5b43646a3344ed6a7b6c7148a03099e-09c4d7de01ff25fca27a587b50172e0b.gif

De otra parte, Randolph recordó que operar una embarcación recreacional bajo los efectos del alcohol con nivel de o mayor al 0.8 por ciento de alcohol en la sangre es ilegal y los ofensores se exponen a la terminación del viaje, la imposición de multas y hasta tres años de cárcel. Los operadores de embarcaciones comerciales que operen sus embarcaciones con un nivel de o mayor al 0.4 por ciento se exponen además a perder sus licencias de capitán.

“A los dueños de embarcaciones recreacionales se les recuerda que son responsables de la operación segura de sus embarcaciones y de contar con todos los equipos de seguridad que sean requeridos”, finalizó.