"A que no piden que eliminen las carreras de caballos”

El debate sobre si deben o no deben ser prohibidas las peleas de gallos en Borinquen sigue en boca de muchos. El senador por el Partido Popular Democrático (PPD) José Luis Dalmau le salió al paso a la posición de la Comisión Especial Sobre los Derechos de los Animales del Colegio de Abogados de Puerto Rico y aseguró que es una ignorancia plantear que una tradición como las peleas de gallos debe ser excluida de la cultura puertorriqueña.

peleagallosfilip2-85cb88d2e0f71c5b39492465913953e7.jpg

“Mucha gente ignora que los gallos iban a ser el emblema nacional de los Estados Unidos. Perdió por un voto con el águila. En el capitolio de los Estados Unidos había una gallera. En Londres la casa de Winston Churchill era una gallera. Aquí en Puerto Rico se juega gallos hace más de 300 años y decir que eso no es parte de nuestra cultura es no conocer e ignorar lo que es nuestra cultura. Tú puedes no estar de acuerdo con determinadas culturas, pero no puedes negar que existen”, sostuvo Dalmau, en respuesta a la posición de la licenciada Shakira Santiago Rodríguez, presidenta de la comisión especial del colegio.

Y es que la semana pasada –en entrevista con Metro– la licenciada Santiago Rodríguez catalogó de “insensible” la cultura gallística y denunció que al sol de hoy se pretenda seguir impulsando una tradición centenaria a costa de la muerte y el sufrimiento de los animales. Igualmente, repudió el hecho de que en los informes del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) no existe información sobre las muertes de los animales, a pesar de que se reportan sobre cuatro millones de combates de desde 1984 al presente. 

img0959-c6db9a80e0d54f1bb194119ff495f2a6.jpg

No obstante, para el senador Dalmau las peleas de gallos deben continuar siendo interpretadas como deporte, pues aunque las aves mueren en combate y el ser humano no es parte de la acción, “el gallo es un símbolo de valor y honorabilidad histórico”. En ese sentido, el portavoz alterno del PPD afirmó que las peleas de gallos son catalogadas como deporte por definición y que si se pretende acabar con las peleas de gallos, entonces –a su modo de ver– habrá que acabar con las carreras de caballos.

“Deporte es una competencia que tenga reglas. ¿O el deporte hípico no es deporte hípico porque son animales? Si es una competencia y tiene reglas, pues es un deporte. ¿Que hay apuestas? Sí, hay apuestas. Hay apuestas en el béisbol, en las carreras de perros, en las carreras de caballos… En los Estados Unidos las peleas de gallos están prohibidas y hay galleras donde se juegan gallos todos los días. Lo hacen de forma clandestina. Las quisieron prohibir por presiones de los grupos que también tienen su derecho a decir que esto es contra los animales. Pero, ¿a alguien se le ocurriría decir que en Estados Unidos se eliminen las carreras de caballos?”, cuestionó.

“Cuando un jinete se monta en un caballo y le da con un fuete y le entierra las espuelas toda la carrera y el caballo termina con las venas brotadas por tres días y con fiebre por la pela que le dan corriendo, ¿eso no es maltrato? ¿A alguien se le ocurriría en el Congreso eliminar el Kentucky Derby? ¿A alguien se le ocurriría decirle a los congresistas que eliminen la caza deportiva, porque qué tiene de deporte coger una escopeta con mira telescópica para volarle la cabeza a un oso o a un venado? ¿Qué tiene de deporte eso?”, añadió el senador.

13604446934ba321c0835da915d5ed65446cfe1c1200x600-3fc1b747e8b899495ed8e42374858e05.jpg

Asimismo, Dalmau se alineó en el discurso popular de que las peleas de gallos son un evento que se da por naturaleza. Además, señaló que no es cierta la idea de que en Puerto Rico las peleas de gallos “están al garete”, pues –según manifestó– en todas las galleras hay reglas, hay jueces de valla, se establecen pesos, se marcan las aves y se hacen pruebas en el plumaje y en la patas para evitar el uso de sustancias controladas.

“Las peleas de gallos sí están reglamentadas. Ah, que como parte de las heridas algunos de los gallos mueren, pues sí. Pero nuestro pueblo lleva muchos años jugando gallos. Hay quienes los prefieren fritos y hay quienes los prefieren jugar en una pelea. Y más allá de ser un evento de caballeros y un evento tradicional, las peleas de gallos mezclan las clases sociales”, puntualizó el senador.

Finalmente, Dalmau informó que respalda la resolución concurrente presentada por el senador del Partido Nuevo Progresista (PNP), Axel ’Chino’ Roque, en defensa de la industria gallística y confirmó que en las próximas semanas irá a Washington junto a varias personalidades importantes del ambiente del pico y las espuelas para dialogar con congresistas. 

“No es la primera vez que esto sucede. En el Congreso hay legisladores que responden al petróleo, otros a la agricultura y están los que responden a este tipo de organizaciones [que defienden los animales]. Pero si lo que están buscando es proteger los animales, pues prohiban la caza, prohiban las carreras de caballos, la pesca deportiva… O sea, yo estoy diciendo que en el caso de las peleas de gallos, estos animales pelean de forma natural. Las peleas de gallos son deporte, porque son una actividad reglamentada. Y al Congreso llegaremos para defenderlas”, sentenció.