ARDE EL NIDO POPULAR: Esta vez, al guaraguao no le llegó su pitirre, por ahora....

Hay un nido codiciado, allí en la punta del Viejo San Juan, que mira hacia el mar y que muchos quisieran habitar.

El Palacio de Santa Catalina, la mítica casa residencial del gobernador, es anhelado por muchos.

Más abajo de la Fortaleza, doblando hacia la derecha, tomando la misma calle que miles de parroquianos año tras año utilizan para llegar a las Fiestas de la Calle San Sebastián yace la Casa Alcaldía.

Desde hace décadas, ese edificio centenario, ha servido de trampolín para lanzar a candidatos y convertirlos en estrellas de un fugaz firmamento político. Aquellos que rehuyen el llamado, logran posicionarse como dueños y señores de una ciudad capital, que por su poderío y extensión económica es el municipio más rico del País. Bien administrado, cualquier alcalde tiene a su haber una oleada de ingresos, que llenan las alcancías para hacer y deshacer con gusto y gana.

Con ese panorama llega el 2015 con un residente débil en la Fortaleza débil, de pobre autoridad y un gobierno, para muchos a la deriva. Desde allí su equipo de trabajo ha tratado de sacar del atolladero económico al País, pero ha fracasado malamente por la falta de disciplina y seriedad que requiere la circunstancia. Mientras en el horizonte, hacia la bahía de San Juan, se apreciaba una voluminosa nube negra que no dejaba ver más allá de la cercanía del Palacio. Allí, por encima de las nubes y sin hacer mucho, sobrevolaba en la altura una Pitirre.

Yulín es para muchos la ungida. Su victoria, fantástica e improbable, sobre el guaraguao Santini, su ejecución magistral en la defensa del NO en en el referéndum sobre la fianza y su oposición férrea a las políticas del gobernador García Padilla, la convirtieron en la nueva estrella del firmamento político.

752d57ab64114ebf9e832c4e10c60483-452b4c405de8331f4a5d30fc948e6c18.gif

Cuentan los que saben astronomía, que el nacimiento de una estrella puede tardarse años. Sin embargo en la política todo se puede. Los vacíos que dejaba el gobernador eran fácilmente ocupados por su vecina.

Pero para correr contra un incumbente en Fortaleza se necesita mas que eso. Yulín y su equipo lo sabían. Por eso desde hace semanas, y mientras el País se sentaba frente a su televisor e inundaban las redes sociales, esperando noticias de quien iba a retar al gobernador, la alcaldesa encuestaba a alcaldes y líderes populares en busca de apoyo. Fue a Mayaguez, fue a Carolina, fue a Comerío y fue a Caguas. De todos recibió una fría respuesta. Ninguno se atrevió a apoyarla públicamente en sus aspiraciones. Yulín pensó cerrar ese capítulo, y durante el velatorio del representante Carlos Vargas, estuvo fría y distante de muchos de los alcaldes que le cerraron la puerta.

Pero ocurrieron las acusaciones federales en contra de miembros del gobierno de García Padilla, que le renovaron las fuerzas para continuar tomando el pulso al Partido y ver si podía hacer su remontada final.

b946add1790946e09fc09124594de22f-38a6cd5c4c3c5dd7a7f237524313e0b9.gif

La jugada no le salió. El equipo de García Padilla, aunque torpe en muchos momentos, se enteró de la movida de boca de los propios alcaldes y decidió contraatacar. Tiraron duro, fueron con todo y lastimaron a Yulin. Mientras ocurría el ataque, el gobernador se reunía con los alcaldes. Tuvo que pedir cacao, doblar rodillas, pero logró que muchos bajaran el diapasón. Logró aliados importantes como William Miranda Torres, quien está impulsando a David Bernier pero le dio su palabra de que no le cerrucharía el palo a AGP.

Sin contar que Eduardo Bhatia, en una extraña casualidad, se mantuvo al margen de esta controversia sin echarle leña al fuego.

La pitirre estaba atacando pero no podía picar. No es para menos, y según explica acertadamente Raúl A. Pérez-Rivera, esa ave pertenece al género Tyrannus, que significa tirano, por lo agresivo y pendenciero que son los pájaros que pertenecen a dicho grupo. Es por eso que es implacable con las aves de presa, no importa su tamaño, y de aquí surge la famosa frase "cada guaraguao tiene su pitirre”.

Sin embargo, el nido estaba lleno de pichones, listos para defender a su guaraguao, sea como sea.

d7ee24d3934045d885fdc6d75533c5f1-bc4a3d1302646399d9c94efde9cb7d1f.gif

El ataque aumentaba y esta vez, de manera frontal, García Padilla señalaba a la alcaldesa. Yulín, se defendió, pero ya la toma estaba consumada. Ella se quedaba sin aliados y AGP se apuntaba una.

En esta le cortaron el vuelo a la Pitirre. Que se cuide, que no sea ella quien se convierta en el guaraguao…

6095063111ff0ba2359ab-0f6644fa5f01c7542a7a287042c78563.jpg