44 mil soldados del ejército de Brasil combatenlos incendios en Amazonas

La primera misión del ejército será desplegar 700 soldados en el área alrededor de Porto Velho

Con apoyo de aviones militares se preparaban el sábado soldados brasileños para desplegarse en la Amazonía para combatir incendios que han arrasado la región, y han provocado protestas en contra del gobierno e indignación internacional.

Unos 44,000 soldados estarán disponibles para los operativos “sin precedentes” para combatir los incendios, y las fuerzas se dirigen a cuatro estados brasileños que pidieron ayuda federal para contener las llamas, informó el ministro de Defensa, Fernando Azevedo. Los estados son Roraima, Rondonia, Tocantins y Para.

La primera misión del ejército será desplegar 700 soldados en el área alrededor de Porto Velho, la capital de Rondonia, dijo Azevedo. El ejército utilizará dos aeronaves C-130 Hércules capaz de arrojar hasta 12.000 litros (3.170 galones) de agua sobre las llamas, agregó.

Un periodista de Associated Press que volaba sobre la región de Porto Velho la mañana del sábado reportó condiciones brumosas y poca visibilidad. El viernes, el reportero vio muchas áreas ya deforestadas y quemadas, al parecer por personas que despejaban tierras para el cultivo, así como una gran columna de humo que surgía de un incendio.

Los operativos del ejército se anunciaron después de las amplias críticas al presidente Jair Bolsonaro por su manejo de la crisis. El viernes, el presidente autorizó que las fuerzas armadas participaran en la extinción de los fuegos. Aseguró que la protección la región amazónica es un compromiso para él.

“Demuestra la preocupación del gobierno de Bolsonaro en el tema”, dijo Azevedo. “Fue una respuesta muy rápida”.

El Ministerio de Defensa dijo que el presidente estadounidense Donald Trump ofreció en un tuit ayudar a combatir los incendios en Brasil, pero que no hubo más contacto en relación con el tema.

akazoja

Bolsonaro ha descrito anteriormente las protecciones de la selva como un obstáculo para el desarrollo económico de Brasil, enfrentándose a los críticos que dicen que la Amazonía es crucial para los esfuerzos por contener el cambio climático, pues absorbe grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

Los fuegos de la Amazonía se han convertido en un tema mundial y profundizaron las tensiones entre Brasil y los países europeos que creen que Bolsonaro ha descuidado el compromiso para proteger la biodiversidad. Manifestantes se reunieron afuera de las misiones diplomáticas brasileñas en ciudades europeas y latinoamericanas, y también hubo marchas en el propio Brasil.

La discusión llegó a la arena económica cuando el líder francés Emmanuel Macron amenazó con bloquear un acuerdo comercial entre la Unión Europea, Brasil y otros países latinoamericanos. Quiere que los líderes del Grupo de los Siete discutan la crisis de la Amazonía en su cumbre de este fin de semana.

“Primero debemos ayudar a Brasil y a otros países a extinguir estos incendios”, dijo.

El objetivo es “preservar esta selva que todos necesitamos porque es un tesoro de nuestra biodiversidad y nuestro clima gracias al oxígeno que produce y gracias al carbono que absorbe”, dijo.

Los vecinos Bolivia y Paraguay también están batallando para contener el fuego que ha arrasado bosques y campos agrícolas, en muchos casos provocados para despejar campos para la siembra. Un avión basado en Estados Unidos, el B747-400 SuperTanker, vuela sobre las áreas devastadas en Bolivia para ayudar a extinguir los incendios y proteger las selvas.

Los incendios son comunes en Brasil durante la temporada de sequía, pero este año se han propagado mucho más. Expertos del estado brasileño reportaron 77.000 incendios en el país en lo que va del año, 85% por arriba de aquellos del mismo periodo de 2018.