$20,000 mensuales en la Cámara para cabildeo en la capital federal

Es al menos el tercer contrato que otorga el cuerpo legislativo para trabajos en Washington, DC

Paga, Tatito, que ¡yo ya no como mondongo!

La Cámara de Representantes otorgó en pasadas semanas un contrato por $20,000 mensuales a una firma con base en Washington, DC, para que esta brinde asesoría sobre una variedad de asuntos relacionados con el gobierno estadounidense y “abogue” por los intereses de Puerto Rico ante el Congreso federal y la administración del presidente Joe Biden.

El contrato otorgado a Fulcrum Public Affairs, LLC el pasado 12 de abril tiene vigencia hasta el 30 de junio de este año, por lo que la cuantía total asciende a $60,000. El contrato es al menos el tercero que concede la Cámara bajo la presidencia de Rafael “Tatito” Hernández para labores de cabildeo en la capital federal, y el segundo en lo que va de mes.

En enero se reportó que la Cámara baja había firmado un acuerdo por $9,000 mensuales con Tatiana Matta, una exaspirante congresional que trabajó en la campaña presidencial de Biden. Aunque en el registro de la Oficina del Contralor el contrato de Matta aparece otorgado el 9 de marzo, la cuantía máxima sigue siendo por los $54,000, hasta el 30 de junio, que se había reportado en la prensa en enero.

En tanto, el 9 de abril la Cámara firmó otro contrato por $10,000 mensuales, hasta el 30 de junio, con Prime Policy Group, firma del cabildero republicano Charlie Black, con quien el Partido Popular Democrático (PPD) ha mantenido una larga relación.

Al sumar los tres contratos, la Cámara de Representantes podría estar invirtiendo al menos $39,000 mensuales hasta junio en asesoría y cabildeo en asuntos federales.

El contrato a Fulcrum Public Affairs desglosa los servicios que proveerá la firma en seis renglones.

El primero incluye asesoría relacionada con políticas para atraer inversión y empleos a Puerto Rico, “facilitar” la inversión en programas federales de recuperación y mitigación, así como impulsar la equidad en las asignaciones federales en programas como Medicaid, el Ingreso de Seguro Suplementario y créditos por trabajos e hijos.

Fulcrum Public Affairs igualmente “monitoreará” las discusiones legislativas que de alguna forma impacten a Puerto Rico y abogará ante el Congreso y el ejecutivo federal a favor o en contra de políticas según los “intereses que identifique la Cámara de Representantes”.

Contrario al contrato de Matta, quien favorece la estadidad para Puerto Rico y, por lo tanto, Hernández señaló que se mantendría alejada del tema del estatus, el acuerdo con Fulcrum Public Affairs dispone que la firma “se involucrará y apoyará el desarrollo del proceso de autodeterminación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”.

El presidente cameral es una de las figuras del PPD que abiertamente ha apoyado el proyecto de las congresistas Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio-Cortez que impulsa la creación de una Asamblea Constitucional de Estatus en Puerto Rico para que negocie con una comisión del Congreso las posibles soluciones a la relación política de la isla con Estados Unidos.

Fulcrum Public Affairs es representado en el contrato por Oscar Ramírez y Dana Thompson, cofundadores de la firma.

Según el portal de la empresa, Ramírez es un “veterano estratega demócrata” con experiencia en las campañas y administraciones del expresidente Barack Obama, así como en oficinas congresionales. Sobre Thompson, en tanto, señala que cuenta con cerca de dos décadas de experiencia trabajando a nivel federal y estatal, incluyendo cargos como director legislativo y asesor de la congresista Maxine Waters mientras servía como presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

La compañía, asimismo, se describe como una firma de tendencia demócrata que, a su vez, es la “única firma de relaciones gubernamentales en Washington DC de propiedad 100% negra y latina”. De acuerdo con el portal Open Secrets, Fulcrum Public Affairs ha realizado cabildeo a favor de clientes como Airbnb, CVS Health, Federal Home Loan Bank, Johnson & Johnson, Lyft y Tesla.