14 ejemplares sometidos a eutanasia en Camarero luego de María

La crisis que dejó el huracán María en Puerto Rico no se limita a lo daños graves en la infraestructura y a las múltiples bajas humanas, los animales también han sido blanco fácil, no solo del fenómeno natural, sino también de la crisis que se ha desatado en territorio nacional luego del azote del poderoso ciclón.

Y en el Hipódromo Camarero bien lo saben. Allí, en el único circuito hípico de Borinquen, 14 caballos han sido sometidos a Eutanasia luego de María. Siete ejemplares nativos y siete importados pasaron a mejor vida por padecimientos de cólicos y laminitis.

capturadepantalla20171009alas61748pm-a7c2bf12a4f0f0bfea498b93f50e50bf.jpg
Lista oficial del portal hípico Equibase.

Metro habló con el administrador hípico, José Maymó Azize, quien aseguró que sobre un 60% de las cuadras se vieron severamente afectadas, provocando condiciones críticas para los purasangres.

“Ambos padecimientos (cólicos y laminitis) se dan todo el año en el hipódromo, pero con las condiciones actuales en las cuadras, que muchas se quedaron sin techo y donde hay mucha humedad, pues el ambiente pudiera servir de catalítico”, sostuvo en entrevista vía telefónica el administrador de la Industria del Deporte Hípico.

Asimismo, Maymó Azize indicó que se están haciendo labores temporeras de reconstrucción en el hipódromo mientras se completa un análisis económico de los daños totales del impacto de María, el cual apunta a superar los $20 millones, según aseguró.

“Se han vuelto a colocar algunos techos. Algunos con los mismos zines que se volaron y que quedaron en buen estado. También algunos ejemplares fueron trasladados a fincas. No era obligatorio, pero cada dueño hizo su movimiento”, subrayó el administrador, no sin antes puntualizar que se trabajará duro para encaminar las operaciones en el Camarero.