Es una cultura de oro la de los receptores boricuas

Son 29 los Guantes de Oro para los catchers del patio

Son seis los receptores puertorriqueños que han ganado, al menos, un Guante de Oro en las Grandes Ligas. Y con el más reciente galardón de Yadier Molina, son 29 los premios de esta naturaleza que los receptores del patio han acumulado desde que Benito Santiago abrió las puertas con los Padres de San Diego en la campaña de 1988.

Para el historiador Jorge Colón Delgado, el más reciente logro de Molina, que se combina con el Premio Roberto Clemente obtenido esta temporada por su contribución social tras el paso del huracán María en septiembre del año pasado, es una muestra más de la grandeza de los receptores formados en suelo nacional.

“El premio de Molina es una muestra más de que Puerto Rico es territorio de receptores. Los mejores catchers se desarrollan en Puerto Rico. Y esto va desde Héctor Valle y Eliseo Rodríguez, que no estuvieron mucho tiempo en las Grandes Ligas, pero que establecieron el precedente. Luego, Benito Santiago se encargó de llevar eso a otro nivel. Pero esto de los receptores es una cultura de años y que se ha hecho parte de nuestra tradición deportiva. Históricamente, es una realidad que el béisbol puertorriqueño se caracteriza por sus buenos catchers”, manifestó Colón Delgado.

Para Molina esta premiación representa su noveno Guante de Oro y sigue siendo el segundo más ganador en la lista histórica de Puerto Rico, detrás del miembro del Salón de la Fama en Cooperstown, Iván Rodríguez, quien sumó 13 premiaciones y, quien –además— encabeza todas las Grandes Ligas en dicho renglón dorado.

De acuerdo con el historiador, es importante que como puertorriqueños nos encarguemos de continuar la misión educativa en torno a la importancia de los receptores boricuas. Según detalló Colón Delgado en entrevista con este medio, es a los puertorriqueños a quienes les compete liderar esos esfuerzos informativos para garantizar que en las Grandes Ligas y en el resto del mundo se valore como se debe el talento y las contribuciones de los receptores hechos en Puerto Rico.

“Nos toca a nosotros asegurarle un espacio privilegiado a nuestros receptores en los libros de historia. Si no escribimos y documentamos nosotros, como puertorriqueños seguidores del béisbol, no podemos exigir que los de afuera nos pongan en el sitial que merecemos. Esa tarea de ganarnos el respeto comienza en casa, con nosotros mismos elevando a esos peloteros que marcan una trayectoria de décadas”, puntualizó.

Benito Santiago acumuló tres Guantes de Oro en 20 años de trayectoria como ligamayorista y ocupa la tercera posición en el listado nacional. Asimismo, Bengie Molina ocupa el cuarto lugar con dos títulos de Guante de Oro, mientras Sandy Alomar y Martín Maldonado le siguen con uno, respectivamente.

Colón Delgado aseguró que con 15 temporadas en el bolsillo, la grandeza defensiva de Molina tiene mucho que producir de cara al futuro. No obstante, todavía no lo ve con un espacio asegurado en el recinto de los inmortales del mejor béisbol del mundo.

“Es un gran receptor y uno pensaría que lo tiene todo. Pero a estas alturas la ofensiva tiene un peso inmenso. Así que, por el momento, ese es el único detalle. No dudo que eso siga mejorando. No lo veo seguro, pero tiene grandes posibilidades”, sentenció.