Los lanzadores de las Grandes Ligas también batean

Ya son cinco los pitchers que se han ido para la calle

La primera semana de acción en el béisbol de las Grandes Ligas abrió con un fracatán de
cuadrangulares. En la primera fecha, los Dodgers de Los Ángeles establecieron una nueva
marca de bombazos en un día inaugural, con ocho de los 48 vuelacercas que se conectaron en
Opening Day. De hecho, tan reciente como el sábado se pegaron 50 jonrones en la jornada.

No obstante, si bien los cañonazos están lloviendo en las Mayores, es importante destacar el
hecho de que los lanzadores también están haciendo de las suyas con el madero. En lo que va
de béisbol de Grandes Ligas este año, ya son cinco los lanzadores que se han ido para la calle:
Jhoulys Chacín, de los Cerveceros de Milwaukee; Zack Greinke y Luke Weaver, de los
Diamondbacks de Arizona; Madison Bumgarner, de los Gigantes de San Francisco; y Jacob
deGrom, de los Mets de Nueva York.

En total, son seis los jonrones de los lanzadores en poco más de una semana de béisbol
ligamayorista, pues Greinke conectó dos vuelacercas en su segunda aparición en el montículo,
la semana pasada.

La última vez que un lanzador conectó más de cinco jonrones en una sola temporada fue en la
campaña de 2006, cuando el venezolano Carlos Zambrano, de los Cachorros de Chicago,
disparó seis jonrones. Antes de Zambrano, Mike Hampton, de los Rockies de Colorado, se fue
siete veces para la calle en el 2001. Ambos lanzadores son los únicos que han sacudido más
de cinco bombazos en las últimas dos décadas de béisbol de Grandes Ligas.
El espectacular arranque ofensivo en las Mayores, que no se limita a los bateadores, se da en
el marco de la discusión sobre la inclusión del bateador designado en la Liga Nacional, cosa
que no ha sido bien acogida en el viejo circuito.

De acuerdo con el analista Daniel Alfonso Guemechu, es importante mantener la esencia de
ambas ligas en las Mayores. El líder de redacción en el portal Corte4 de MLB entiende que en
la medida que se siga fortaleciendo la parte ofensiva en la figura del lanzador, más se
contribuye al impacto positivo del espectáculo deportivo en la Gran Carpa. Por tanto,
Guemechu rechaza la idea de limitar la participación de los lanzadores en la caja de bateo.
“Mi opinión es que todo lo que contribuya al espectáculo, debe quedarse. Dicho eso, no quiero
que pongan al bateador designado en la Liga Nacional”, le dijo a Metro.

“Me parece correcto que las ligas tengan sus diferencias. Me parece muy correcto que yo vaya
al estadio y Zack Greinke dé un jonrón. Me parece correcto que en la Serie Mundial se gane la
sede del primer partido y se tenga algún tipo de ventaja”, subrayó, haciendo a alusión a la
dinámica competitiva que generan ambas ligas.

El año pasado fueron 22 los jonrones de lanzadores. Michel Lorenzen, de los Rojos de
Cincinnati, fue el líder, con cuatro bombazos. Asimismo, el equipo que más jonrones de
lanzadores acumuló en la pasada campaña fueron los Cardenales de San Luis, con seis
jonrones.

Antes de la acción de ayer, se habían conectado 355 jonrones en las Grandes Ligas. Los
Marineros de Seattle son la novena con más cuadrangulares hasta la fecha, con 27. Los
Dodgers, entretanto, le seguían en el segundo lugar, con 24 jonrones. El año pasado se
conectaron 5,585 cuadrangulares.