Alex Cora: "Este año hemos sido consistentemente inconsistentes"

Ha sido un año difícil luego del campeonato de los Medias Rojas.

El dirigente boricua de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora, está sorprendido. La organización despidió ayer a su presidente de operaciones y gerente general, Dave Dombrowski, y a todas luces la movida acentúa el ambiente que se vive en el equipo que defiende la corona en las Grandes Ligas.

En conversación vía telefónica desde Toronto, Cora le dijo a algunos miembros de la prensa nacional que no esperaba una decisión de esta naturaleza a menos de un año de conquistar el título.

"Sorprendido. Uno no espera que se tomen desiciones como esta tan cercano a lo que hicimos el año pasado. Las organizaciones toman decisiones a base del futuro y el grupo de los dueños decidió que para que la organización siga su camino, su visión, pues cambiaron de mando", sostuvo el piloto de la novena que figura en la tercera posición de la División Este de la Liga Americana, jugando para 76-68 y a 18 partidos de los líderes Yankees de Nueva York.

sale

Cora indicó que la decisión de sacar a Dombrowski no trasciende al plano de las relaciones personales. Asimismo, aprovechó para puntualizar que se siente honrado de haber recibido la oportunidad de dirigir por una figura del calibre de Dombrowski.

"Dave siempre va a ser parte de lo que sucede ahora conmigo y lo que vaya a suceder. El que una persona como él me haya dado la oportunidad de ser dirigente de Grandes Ligas, es increíble. 40 años en este negocio. Yo siempre he dicho que él lleva todos estos años en Grandes Ligas no porque tiene suerte, sino porque es bueno. Las oportunidades de él de entrar al Salón de la Fama son reales. Me siento honrado de que la persona que me dio la oportunidad en esta posición, en este mercado, con las expectativas que tiene este equipo a diario", destacó, dejando claro que todo lo que hizo el exgerencial por la organización fue sumamente positivo.

Con la salida de Dombrowski, el boricua Eddie Romero ha asumido la vacante hasta que se anuncie una sustitución oficial.

"Eddie es una persona que está preparada. Lo he visto crecer y de verdad que a diario demuestra confianza y es un líder. no sé lo que el futuro le va a traer, pero me ha demostrado que está capacitado para cualquier trabajo gerencial a este nivel. Sumamente contento con su progreso y con la manera que hace las cosas. Y de verdad que da gusto verlo trabajar".

Sin consistencia 

Por otro lado, Cora manifestó que el 2019 ha sido un año de altibajos, lejos de lo que fue la pasada campaña. De acuerdo con el dirigente, el pitcheo abridor ha sido el talón de Aquiles.

"No cumplió con las expectativas. Este es un equipo que se hizo a base del pitcheo abridor. Desde el primer día de la temporada fuimos inconsistentes y pagamos el precio. El año pasado los muchachos nos dieron salidas de calidad casi todo el tiempo. Fueron excelente a través de todo el año. Esta vez, lamentablemente, no fue así", aseguró.

El pitcheo de los Medias Rojas, a 18 juegos de culminar la fase regular del torneo,  sostiene una efectividad general de 4.65. El año pasado el equipo terminó con ERA de 3.75.

"El año pasado fuimos consistentes en todo. Este año hemos sido consistentemente inconsistentes. Desde el primer día. En todos los aspectos del juego. Hay semanas que bateamos y otras que no bateamos", añadió.

En lo que va de mes, los Medias Rojas han ganado tres de sus ocho partidos y en su última serie, ante los Yankees, perdieron los últimos tres de cuatro compromisos en el Fenway Park.

sale

Cora está "cómodo"

En cuanto a su futuro, Cora indicó que desconoce lo que sucederá con la salida de Dombrowski. Sin embargo, dijo sentirse enfocado en su rol.

"Me siento cómodo. No sé qué sucederá, no sé quién viene, no tengo idea. Me imagino que cuando regrese de este viaje [Toronto] me sentaré con el grupo a aclarar varias cosas, tener idea de lo que está sucediendo y poder planear para el futuro. Nada va a cambiar, yo voy a ser franco y haré las cosas con convicción", sentenció.

Los Medias Rojas están a ocho juegos del comodín, por debajo de los Rays de Tampa Bay (86-59), los Atléticos de Oakland (84-60) y los Indios de Cleveland (84-61).