Voto de huelga BSN: “no hay ninguna controversia”

Habló el presidente de la liga y dijo que está todo bien

El pasado 3 de enero la Asociación de Jugadores del Baloncesto Superior Nacional (BSN) aprobó un voto de huelga en respuesta a la decisión de los apoderados de reducir el tope salarial a $40,000 para el torneo de 2019. La aprobación del voto respondió al hecho de que los apoderados insisten en reducir un 50% de un tope salarial que en el convenio aprobado en el 2017 se había acordado en $80,000.

El BSN proyecta iniciar su torneo el 1 de marzo y para su presidente, el licenciado Fernando Quiñones, este tema de una posible huelga es solo un asunto mediático impulsado por la Asociación.

“Yo creo que aquí se está haciendo una noticia más grande que lo que es. Ya nosotros en la liga hemos comenzado a dialogar para definir el día que comenzará la temporada, los equipos ya comenzaron a practicar, los jugadores se están reportando y aquí esta controversia es más mediática que real. Fueron diez jugadores a una reunión,
levantaron unos planteamientos, pero por nuestra parte aquí no hay ninguna controversia”, le aseguró a Metro Quiñones.

De acuerdo con el presidente, la mesa está servida para que se acaben los malos entendidos. Además, manifestó que la Asociación no representa a la mayoría de los jugadores de la liga.

“La Asociación está compuesta por una fracción de jugadores que no llega ni a la mitad. Y ese voto de huelga fue aprobado por una fracción de esa fracción. De hecho, hay jugadores que participaron en esa reunión que nos han informado que se estarán reportando con sus equipos. Nosotros hemos estado dispuestos siempre a dialogar. La Asociación decidió ir a la prensa, pero ellos siempre han tenido la oportunidad de participar en todo esto” sostuvo, añadiendo, además, que la liga ha seguido con sus planes y que “nunca ha estado en duda ni en peligro por ese voto de huelga”.

Las deudas no son una preocupación

Sobre las deudas, Quiñones destacó que el BSN ha logrado mejorar esa realidad. De hecho, planteó que la cobertura mediática sobre este asunto ha sido “injusta”.

“Yo creo que la cobertura de esto ha sido bien injusta. El año pasado jugaron ocho equipos en el BSN y solo un equipo, los Cariduros de Fajardo, tuvo reclamaciones. En los otros siete equipos no hubo reclamaciones. Si comparamos eso con años anteriores, cuando no existía fondo que las cubriera, yo creo que es importante que se reconozca que han habido cambios drásticos. Si Fajardo no paga, Fajardo no juega. El equipo de San Germán se fue en receso con todos sus jugadores al día. Ha habido un progreso grandísimo”, argumentó.

Para el presidente, el hecho de que un solo equipo deba dinero a sus jugadores es mucho, pero entiende que dando una mirada al pasado el avance se hace evidente. No obstante, al presente la Asociación de Jugadores también sigue reclamando el pago de las deudas de la franquicia de los Cangrejeros de Santurce, organización que tuvo que recesó el año pasado.

Vale destacar que a raíz del paso del huracán María, para el pasado torneo los apoderados y los jugadores acordaron reducir el tope salarial de $80,000 a $60,000 con la condición de que en la próxima campaña, pautada para arrancar en marzo, se retomaría el acuerdo inicial.