Dončić y Porziņģis reconocen la labor de José Juan Barea

Terminó su primera participación del año con 11 puntos y 3 asistencias.

El canastero boricua José Juan Barea sudó el uniforme de los Mavericks de Dallas por primera vez esta temporada la noche del miércoles, luego de seis partidos en la banca. Barea no jugaba desde que se lesionó el tendón de Aquiles el 11 de enero. A sus 35 años parecía imposible una recuperación que lo devolviera al tabloncillo a su máximo. Pero Barea recibió el llamado del técnico Rick Carlisle y no defraudó.

“En la primera mitad no nos fue del todo bien. Barea nos dió un impulso importante, que envolvió a la fanaticada y también al equipo. Es bastante impresionante… Para un tipo, con sus credenciales, estar sentado seis juegos consecutivos, sin jugar, y venir con esa energía. Él realizó un entrenamiento completo en la mañana y lo hizo solo, para tratar de seguir fortaleciendo. En el juego le metió corazón y en la segunda mitad el equipo jugó mejor”, le dijo Carlisle a la prensa luego del partido.

De acuerdo con el técnico, la decisión de poner a jugar al boricua se dio de momento. No estaba en los planes.

barea

“Hubo momentos en los primeros seis juegos que entendí que él podía jugar, pero los jugadores jóvenes recibieron la oportunidad. Y esta vez necesitábamos una chispa, salir de lo ordinario. Él siempre ha respondido en este tipo de situación y ha producido un impacto positivo. Esta vez no fue la excepción”, añadió el técnico.

Barea echó 11 puntos y realizó 3 asistencias en 15 minutos en cancha. 

El boricua puso a Dallas a dos puntos de Orlando (54-52) capitalizando dos tiradas libres y encestando tres triples.

Elogios de Dončić y Porziņģis

Entretanto, Luka Dončić y Kristaps Porziņģis reconocieron la labor del veterano, que fue el responsable de que los Mavericks le dieran la vuelta al marcador en las postrimerías del segundo cuarto, cuando los Orlando Magic los dimanaban 49-42, restando 3:20 en el reloj.

“Él es extraordinario. Es un veterano de este equipo, uno de los líderes y siempre trabaja duro. Recibió la oportunidad esta temporada y estoy contento por haberlo visto en cancha. Creo que él ganó el juego por nosotros”, sostuvo Dončić ante preguntas de la prensa luego del juego que terminó ganando Dallas por 107-106.

barea

Por su parte, Porziņģis reconoció ante los medios que la energía que trajo Barea a cancha fue fundamental.

“Él representa una chispa desde el banco. Entró al juego cuando estábamos teniendo un poco de problemas y nos trajo energía. Nos dio grandes canastos y metió a la fanaticada en juego. Estuvo inmenso, particularmente para mí, que en ese momento estaba errático en cancha”, indicó.

Barea le aseguró a los medios que él se sentía ready para recibir la oportunidad cuando llegara.

“Estaba listo. Lo extrañaba. Es muy especial jugar baloncesto aquí en este equipo y con mis compañeros. Muy emocionado de haber traído la energía que se necesitaba en la primera mitad. Es mi trabajo. Yo sentía que el equipo confiaba en mí y me sentí bien”, detalló el nuestro.

Los Mavericks juegan para 5-2. Mañana reciben a los Knicks de Nueva York (1-7), a partir de las 9:30 de la noche.