El iPhone X ya es una realidad y, aunque ya conocíamos bastante sobre él, ponte cómodo porque hay mucho que hablar sobre el futuro de los smartphones.

Fue el 9 de enero de 2007 cuando Steve Jobs subió a escena para presentarnos por primera vez al iPhone. Hasta entonces, los pocos smartphones que habían no eran muy inteligentes, no contaban con pantalla táctil y traían una versión barata y aburrida del internet. Era una panorama muy diferente al que tenemos hoy día. Ese “tres en uno” al que Steve Jobs se refería antes de presentarlo formalmente cambió nuestras vidas para siempre.

Hoy, diez años más tarde y en el teatro que lleva el nombre de Jobs, Tim Cook y compañía presentan el iPhone X — o iPhone “diez” como en realidad se pronuncia — un teléfono que aunque lleva en su ADN un aspecto ligeramente similar al que conocimos en el 2007, es radicalmente diferente a los pasados modelos, marcando así un antes y después en la historia del teléfono de Apple se refiere.

iphone-x-4

iPhone X – Diseño

El cambio más radical del nuevo iPhone X lo es su pantalla. De 3.5 pulgadas y un botón Home en el iPhone original, pasamos a una pantalla de 5.8 pulgadas llamada Super Retina Display de 2436 x 1125 pixeles y con tecnología True Tone como en el iPad Pro. Eso sí, sin ese característico botón redondo que vemos hasta hoy día con los también presentados iPhone 8 y iPhone 8 Plus. Y es que, como ya nos habían adelantado las filtraciones, Apple también se sube a la creciente tendencia de los teléfonos de marcos reducidos.

El Mi Mix de Xiaomi no fue el primer teléfono de este estilo, pero fue el que comenzó la tendencia. LG le siguió este año con su G6 y más reciente el V30. Samsung ha hecho lo propio con el Galaxy S8, S8+ y Note 8. Sin embargo, el frontal de estos no es todo pantalla, dejando dos marcos arriba y abajo de la pantalla para diferentes componentes como cámara y sensores. Apple, por su parte, ha decidido dar un paso más radical al eliminar todos los marcos alrededor de la pantalla, dejando solo un pequeño corte arriba de esta para colocar una doble cámara, la bocina y los sensores. Es un detalle que seguramente dará de qué hablar.

iphone-x-7

Al girar el teléfono ya no encontramos el frío, elegante y a la vez sobrio aluminio que ha caracterizado a los últimos iPhone. Tampoco es el plástico que vimos en los primeros modelos. En cambio, Apple ha recurrido nuevamente al cristal que vimos en el iPhone 4 y 4S. No obstante, en esta ocasión no es solo para darle un look diferente, sino para incluir la tan solicitada carga inalámbrica. Según la empresa, este es el cristal más fuerte en un smartphone.

Apple añade que el iPhone X cuenta con un diseño en cristal a ambos lados, unido por una banda en stainless steel perfectamente alineados con ambas caras en cristal para mantener el diseño lo más fluido posible. Eso sí, nada de muchos colores, solo estará disponible en dos: space gray y plateado.

En su parte trasera también llama la atención su doble cámara, que en esta ocasión pasa de ser horizontal a lucir un diseño vertical. Aunque este detalla ha sido criticado fuertemente en las filtraciones de los pasados meses, Apple alega haber recurrido a esto para integrar la tecnología de Realidad Aumentada, la cual, según explican, funcionará mejor al tener el iPhone X colocado de manera horizontal.

En líneas generales, y a falta de tenerlo en mano para probarlo, podemos decir que el iPhone X luce completamente diferente a los pasados modelos. No obstante, a su vez, también guarda las líneas y curvas características de estos, por lo que a simple vista sabremos que se trata del teléfono de Apple.

iphone-x-wireless (1)

iPhone X – Características

Como decía, su pantalla es el principal protagonista del diseño de este nuevo iPhone X. Pero no solo se trata de seguir la moda o tendencia, sino también encontramos en ella una nueva tecnología. Por años Apple ha recurrido a los paneles LCD para sus teléfonos, este año ha sido así con el iPhone 8 y 8 Plus, pero el iPhone X estrena un panel OLED. Ya vimos al Apple Watch utilizar esta tecnología, sin embargo, por razones de volumen y fabricación, no es hasta ahora que llega a sus teléfonos.

Su pantalla es de 5.8 pulgadas con una resolución de 2436 x 1125 pixeles y una densidad de pixeles de 458 ppi.

A diferencia de otras tecnologías como el LCD, los paneles OLED ayudan a tener un mejor consumo de batería ya que la pantalla no necesita encenderse completamente para mostrar contenido. En cambio, solo enciende los pixeles que necesite.

Otra ventaja que encontramos en el OLED es un mayor contraste, colores más vivos — aunque según cuenta Apple, no tanto como otras compañías que ya conocemos — negros más puros y un mayor contraste. Todo esto también permitirá que el teléfono pueda verse con mayor facilidad estando al aire libre y directamente bajo el sol.

Hasta luego, botón Home

Al tener un frontal de pantalla completa, no quedó espacio para el ya tradicional botón Home Este botón era parte integral en iOS, por lo que al eliminarlo, Apple ha tenido que mover ciertas funciones de este, eliminar otras y replantearse otras.

El botón Home no desaparece del todo, sino que cambia a ser uno virtual. Este detalle hace que también lleguen nuevos gestos para, por ejemplo, salir de alguna aplicación e ir a la pantalla Home o, incluso, deslizar el dedo hacia arriba para ver todas las aplicaciones que tengamos abiertas.

Adiós Touch ID. Hola Face ID.

Los rumores y reportes se confirman. Adiós dice el Touch ID por un nuevo sistema de seguridad basado en el reconocimiento facial.

Sistemas similares en Windows nos dan una idea de qué hablamos con reconocimiento facial. En Android lo hemos visto en el pasado y más recientemente con los nuevos teléfonos de Samsung. No obstante, estos quedaron expuestos al comprobarse que pueden ser burlados fácilmente utilizando una foto. Consciente de esto, Apple añade la capacidad 3D a su sistema de reconocimiento facial, el cual permite leer el contorno del rostro del usuario tal y como lo hace el ojo humano. Los sistemas de antes leen en 2D, por eso el problema de poder desbloquearse usando una foto.

iphone-x-5 (1)

Al igual que con el Touch ID, Facial ID podrá ser utilizado para desbloquear el teléfono, hacer compras en iTunes, el App Store y en aplicaciones de terceros disponibles. Para esto, habrá que entrenar al sistema. Tal y como hacemos con Touch ID, el usuario deberá registrar su rostro en un proceso bastante simple y en el que habrá que colocar el rostro en diferentes ángulos y no solo de frente a la cámara.

Un detalle importante a mencionar es que el Touch ID es sumamente rápido y fiable, al punto de utilizarlo día a día sin prácticamente darnos cuenta de su importancia. Apple tiene muy claro este punto por lo que, según explican, han hecho que el Face ID sea mucho más seguro que el Touch ID. Más aún, según Apple, Face ID hay una probabilidad de 1 en un millón de que alguien pueda mirar a tu teléfono y desbloquearlo con su rostro.


Nuevas cámaras

Las cámaras es uno de las características principales en un iPhone, y el iPhone X no es la excepción. Este cuenta con una cámara de 12 mp en su parte trasera y en formato vertical. Adicional, y tal y como se esperaba, ambos lentes cuentan con estabilización de imagen óptica. Ambos sensores son más rápidos, grandes y precisos, según Apple, y en estos encontraremos un apertura de f/1.8 en el lente principal y una de f/2.4 en el lente telefoto. A destacar está el hecho que entre ambos lentes veremos un quad-LED flash el cual, según la empresa californiana brindará una luz más uniforme en las fotos. A mencionar que también incluye altavoces estéreo.

iPhone X – Disponibilidad y precios

Apple ha dicho al final de la presentación que el iPhone X estará disponible para preventa a partir del próximo 27 de octubre y los precios comienzan en $999 para el modelo de 64GB y $1,149 para el modelo de 256GB. Los envíos comenzarán desde el 3 de noviembre.

iphone-x-apple