Si estas interesado en un nuevo dispositivo para que tu nevera sea un “Smart-Fridge”, esta noticia es para ti. El FridgeCam es una cámara diseñada para pegarse en su nevera y convertir a ese tonto mastodonte en tu cocina en uno más “inteligente”.

FridgeCam-1

La cámara emplea software de reconocimiento de alimentos personalizado que, según los informes, puede rastrear lo que hay en tu refrigerador, sugerir recetas y ahorrarte desperdicios de alimentos y de dinero. Sólo tienes que escanear el código de barras de la comida en la aplicación de FridgeCam, que se conecta a través de Wi-Fi, siempre que pones algo adentro. La nevera ya sabrá cuánto tiempo ese alimento puede durar antes de expirar, o te pedirá que establezcas una fecha de caducidad. Para los alimentos sin códigos de barras, como frutas, verduras o vegetales, sólo tienes que agregarlo manualmente. Un poco tedioso, pero igual puede ser útil. La aplicación te dejará saber cuándo ese alimento estará cerca de expirar y te notificará.

FridgeCam-2

Cada vez que abras y cierres la puerta del refrigerador, el FridgeCam tomará una foto y actualizará la aplicación, para que puedas obtener un registro visual de actualización continua de lo que está pasando en tu nevera.

Ok, a mí me parece un ‘fad’ (novedad) raro. ¿Te acuerdas de las neveras con Twitter? No puedo decir si en realidad aportará a mejorar tu calidad de vida o será otro de esos gadgets que con el tiempo dejamos tirado por ahí. Estará disponible por $149.99 cuando sea lanzado a finales de este año y ya se puede pre-ordenar en su página.

fridgecam-3

Los creadores de FridgeCam dicen que la aplicación también enviará notificaciones ‘geotagged’ (basadas en locación). Así, cada vez que estés conduciendo cerca de un supermercado te enviará una notificación a tu teléfono para que puedas rellenar tu nevera. Una vez más, no puedo decir si esto es legítimamente útil o te abrumará con datos. Es una cámara para tu nevera. Quién sabe si incluso tiene sentido, pero va a pasar y ya puedo ver a los veganos en las redes sociales subiendo ‘selfies’ en sus neveras.