giphy-11

Luego de que Kenneth McClintock roncara de haber politiquiao’ con los nombramientos del Tribunal Supremo, medio mundo se le ha venido encima.  

¡Kenny, que plegoste!

Kenneth_McClintock_PR

Bueno, pero vamos a lo que vinimos. Y es que el mundo tuitero, en las redes sociales en general y hasta la gente seria anda eyaculando su repudio a los tuits que el expresidente del Senado zumbó en algún momento de lucidez durante la tarde del domingo.

A ver, a ver… ¿cuál niñito quiere explicar aquel suceso?… ¡Fonsequita! ¡Suelte ese pita-burger e ilustre a nuestros lectorcitos! ¡Use su pizarrita de Facebook, que allí si que hay followers, vamos!

¡Muy bien, Fonsequita! ¡Estrellita en la frente!

Pues después de esta explicación de uno de nuestros alumnitos más aventajados de Chuirer, no hay mucho más que decir. De hecho, acá estamos puestos pa’ los videítos que salgan hoy de Jugando Pelota Dura, para ver a Ferdinand ‘Rey González’ Pérez confrontar a Kenny Omega sobre las acciones que confesó haber hecho. Será un interesante frente a frente entre exsenadores en este sistema de tira y tápate bipartita.

Ahora… ¡Veamos quiénes se le han venido encima a Kenneth McClintock desde que se zumbó con to’ y tenis!

Eduardito Bhatia vio la cherry a millas de distancia y zumbó rapidito.

El periodista Benjamin Torres Gotay se la dejó caer. ¡Benji! ¡Deja esa gente y vente pa’ El Calce! ¡No hay chavo, pero hay gozo!

Pepito la tiene pesá.

Nuestro panita Dávilita estuvo callaíto, pero es que él estaba zumbando un mazacotito sobre Trump y la actriz porno, y uno que otro piscolabis de Jaresko. Coge puntitos por eso.

Aquí, Manny Fresh apeló a los sentimientos de Disney Channel de cualquier joven estadista que llegó a la Inter y se confundió con eso del ELA y se tiró lo de “brownie points”. Conniving, Manny, conniving indeed.

Chico, pero es que esos populetes están molestos, dijo Kenny Mac.

Y entonces vino un Ox Baker comunista directamente desde el barrio 23 de enero en Caracas a pegarle el puño al corazón y regalarle un buche’e clavos. Estos rockeros del PIP no cambian.