Ya se acerca “el día de los padres”, esa maravillosa festividad donde celebramos al hombre que nos dio la vida con regalos de última hora, pañuelos, calzoncillos blancos y perfumes baratos. Ya los papás están acostumbrados a ser la segunda opción en el corazón de sus hijos, y aunque no lo digan, al abrir el regalo piensan “que porquería me compraron”. Ahora te toca a ti la paternidad y hoy te diremos en cuál tipo de papá te has convertido.