Si alguna vez le has dado casco a la teoría de que las niñas son más apegadas a sus padres y los niños a sus madres, entonces te tenemos la noticia de que esto podría ser cierto. Un nuevo estudio de la Universidad de Emory y de la Universidad de Arizona descubrió que en realidad los padres son mejores con sus hijas que con sus hijos.

giphy-6

Resulta que la frase “hija de papi” no es una simple ocurrencia, pues para el estudio se involucró a 52 padres, 30 hijas y 22 niños que fueron analizados con una grabadora que recolectaba los sonidos de la vida diaria de las familias durante 50 segundos cada nueve minutos. Los científicos supusieron que la interferencia del aparato modificaría el comportamiento de los padres, aunque estuvieron equivocados, pues al parecer no hubo cambios evidentes.

giphy-7

“Las personas actúan normal al usarlo”, comentó la líder de la investigación, Jennifer Masacaro. “Se les olvida que lo están usando y no saben cuándo graba, por lo que actúan como siempre lo harían.”

PM2957931169048127Staff169

Entre los hallazgos principales, descubrieron que los padres de hijas respondían más a sus necesidades, les hablaban de sus emociones, les cantaban e incluso les prestaban más atención, mientras que los padres de hijos mostraron menor respuesta a ellos.

Esta situación es de preocuparse, pues la comunicación entre padres e hijos está asociada con el éxito académico que tendrán los pequeños en el futuro.

giphy-5

“Si el niño llora o pide atención a su padre, aquellos que tienen hijas respondían más que aquellos que solo tenían hijos”, aseguró Mascaro. “Debemos estar pendientes de situaciones inconscientes de preferencia de género a la hora de relacionarnos con nuestros hijos. El hecho es que los padres son menos atentos a las necesidades emocionales de sus hijos, lo cual es importante reconocer”.