El Instituto Nacional de Informática de Tokio, Japón, mostró al mundo una razón más para cuidar lo que publicamos en Internet, pues encontraron que las selfies en donde se hace el signo de paz con la mano son vulnerables a ataques cibernéticos.

giphy (1)

La importancia de esta vulnerabilidad reside en que muchas personas utilizan en sus empleos autentificación por medio de la huella dactilar, con la que suelen proteger archivos muy importantes, sobre todo en el sector financiero y gubernamental.

Según el líder de esta investigación, el científico Isao Echizu, solamente necesitan una fotografía en donde aparezcan las huellas digitales con hasta 3 metros de distancia para reproducirlas y así desbloquear la seguridad de los dispositivos en los que esté integrado, ya sea un smartphone, una computadora o hasta una puerta.

20170111091704_captura_de_pantalla_2017_01_11_a_las_9.11.32_620x6200

Para resolver este problema, el mismo equipo de investigadores desarrolló una película de óxido de titanio blanco que se adhiere a la yema de los dedos, que además de esconder la huella original puede producir una diferente a la propia.

Puede sonar como una exageración, pero con la forma en que evolucionan los ataques de este tipo debería hacernos racionalizar un poco más las cosas que compartimos en redes sociales.