Tras la llegada de la beta 2 de iOS 11, muchos usuarios del iPhone 8, 8 Plus y el iPhone X han puesto aprueba la nueva capacidad de carga “rápida” inalámbrica de los nuevos teléfonos de Apple.

La nueva beta trae consigo la capacidad de carga inalámbrica rápida con 7.5 watt bajo el estándar Qi (se pronuncia “chi”), tan solo 2.5W más que el cargador de pared que viene incluido en la caja. A simple vista no es mucha la diferencia, y las primeras pruebas así lo indican mostrando tan solo un incremento de velocidad muy pequeño.

cargarapidaiphone-600x485Según reporta 9to5Mac, algunos usuarios ya han comenzado a publicar sus pruebas. Utilizando un iPhone 8 Plus en iOS 11 y la beta 2 de iOS 11 junto al cargador inalámbrico Qi de 7.5W por un periodo de dos horas, el teléfono solo cargó un 47%, tan solo 7 por ciento más que con carga normal. Aunque la diferencia no es marcada, lo que destaca aquí es que esta carga inalámbrica rápida que llegará con iOS 11.2 en dos horas no aporta un cambio significativo. Lejos queda de las cargas rápidas que vemos en teléfonos de la competencia.