Todos los lunes ofreceremos contenido relacionado con la lucha libre, en su mayoría colaboraciones a fondo que nos ofrecen académicos o figuras que laboran en la industria.

Comenzamos la semana pasada con un profundo análisis sobre el documental ’30 for 30′ que realizara la cadena ESPN sobre el legendario luchador Ric Flair, artículo escrito por el historiador, maestro y ‘MC’ de rap, Luis Díaz.

En esta ocasión, les traemos la segunda parte del poemario titulado ‘Wrestling poems’, escrito por el profesor, abogado y poeta, Guillermo Rebollo-Gil. Rebollo-Gil es uno de los más frondosos poetas de su generación, teniendo a su haber varios libros en una carrera que ya surca la década y media.

Fanático de la lucha libre, siempre ha aludido al ‘deporte-espectáculo’ en su trabajo. Como colaboración especial, nos ha permitido mostrarle a la audiencia luchística de El Calce 10 de sus poemas especializados en lucha libre. Cada uno tiene como título la lucha a la que se le dedica y va acompañado del video del encuentro. Literatura y lucha libre. Ahora fue. Veamos.

Chris Benoit vs. Raven 

[WCW Thunder, 2/12/98] 

Raven se vestía como cantante de música grunge.

Citaba a Edgar Allan Poe.

Suponía estar “desajustado.”

Benoit se suicidó en el 2007,

luego de quitarle la vida

a su esposa e hijo.

Análisis forenses demuestran

que sufría de demencia.

Como Poe, murió a los 40 años.

Se ahorcó con su máquina de pesas.

Por regla general, uno solo puede ser

derrotado dentro del cuadrilátero.

Pero, en combates especiales,

las caídas cuentan dónde sea.

Tommy Dreamer vs. Sandman

[ECW, 8/30/94]

Sandman llegó acompañado de quien

luego fue la esposa de Chris Benoit.

Gracias a su interferencia,

derrota a Dreamer.

Eso le pasa a los soñadores.

Su nombre era Nancy Sullivan

pero la conocían como Woman.

El distintivo de Sandman era que entraba fumando

al ring. El distintivo de Dreamer

era que perdía más de lo que ganaba.

El distintivo de Woman

es que la perdimos totalmente.

Bruiser Brody vs. Texas Red

[WCCW, 1984]

Este fue el primer combate profesional de Texas Red.

Duró poco más de tres minutos.

Perdió malamente.

Hoy día es una leyenda del entretenimiento deportivo.

Sirva esto como lección—

poco importan los comienzos

cuando el resultado se decide de antemano.

Red saltó a la fama como el Hombre Muerto.

Brody murió apuñalado en Bayamón.

¿Para qué sirve esto?

ACH vs. Chris Hero

[Wrestle Circus, 12/17/16]

Ese fue el año que cumplí 37 años.

Había abandonado mi sueño de escribir un clásico

de la literatura puertorriqueña contemporánea

para convertirme en superestrella de la lucha libre.

Al final, tengo más cuerpo

para el cuadrilátero

que para los seminarios.

Mandé hacer camisetas con el nombre de Tommy’s Dreamer..

Inicié una rivalidad con el hombre en las vitrinas.

Me propuse caer únicamente para hacer

lucir bien a mi oponente.

Todo el mundo se luce conmigo.

Bobby Roode vs. Shinsuke Nakamura

[NXT Takeover Orlando, 4/2/17]

 Este año cumplí 38 años,

uno menos que Roode.

Es como tener de apellido un adjetivo,

aunque no se escribe así.

Mi mayor deseo es morir con las botas puestas

en medio del ring pero para eso tengo

que pagar más.

Intento ser rudo con la gente que me rodea

aun así me llaman por otros nombres.

La trusa de Roode dice ‘Glorious’.

Mi musa es ‘promedio’ en su mejor momento.

Es como tener el título mundial alrededor de tu cintura

y nadie viene a buscar bulla.

¿Fan de la luchita? Mira también:

¡Las caídas valen donde quiera! Wrestling poems (2da. parte)

Análisis: ESPN se quedó corto con su exposición de Ric Flair